Ferro pegó fuerte en el primer cruce y sacó una amplia ventaja

Deportes 02 de abril de 2019 Por
El Verde se impuso tres a cero ante Central de Ceres y duerme tranquilo, aunque no confiado. Romero, Niello y Bazán le dieron el triunfo a los de Bodoira que quieren seguir haciendo historia. Diez y Gigena, uno por bando, se fueron expulsados.
ferro

Duro revés fue el que le proporcionó Ferro Dhó a Central. No fue o será la revancha de la final de la Liga, pero este tres a cero categórico, y la casi clasificación a la siguiente instancia, hacen que duela menos lo sucedido el 9 de diciembre pasado.

Los sancristobalenses ganaron bien, le sobraron atenuantes en cuanto a lo futbolístico para merecer este resultado, ni hablar si tenemos que hacer mención a la cantidad de situaciones de gol, donde si no hubiese sido por Bonetto, el resultado podría haber sido más abultado aún. De entrada golpeó el dueño de casa, donde en la primer jugada ya anticipaba que iba a buscar ser un equipo directo, pero en la contestación de Central, que intentó manejar la pelota de aquí para allá, imponiendo pausa y cautela, Oliva recuperó, se la cedió a Fernández, y Kiro, con un pelotazo largo, a espaldas de los centrales, habilitó al Colo Romero y el juvenil no perdonó. Iba poquito más de un minuto y medio y el chiquitín ponía en ventaja a su equipo, no había análisis alguno, solo eficacia y demostración de cuales iban a ser los caminos para uno y otros.

El sector izquierdo de la defensa de Central era el elegido por Ferro para ataca. Allí se recostaban Caballero y Romero y sacaban diferencias; Flores no le podía encontrar la vuelta, y recibía muy poca colaboración por parte de sus compañeros, aunque el dueño de casa de culminaba bien las jugadas, siempre aparecía algún resto defensivo o imperfección a la hora de la punzada final, y eso hizo que el partido se empareje, de hecho, para luego de los 15 minutos, fue el aurinegro quién tomó posesión de la pelota y comenzó a trabajar en bloques, pero sin generar peligro. Algún que otro tiro de esquina o centro imperfecto, pero nada más.

Promediando los 30 minutos, los de Bodoira comenzaron a obligar más y más, y las presiones surgían efecto. Un par de malas acciones, como un mal saque de Bonetto o una mala salida de Sauco, le dieron a Ferro la posibilidad de tomar el control nuevamente. Ahora sí el Verde generaba situaciones claras, siempre en los piés de Bazán qué, en dos oportunidades, desperdició mano a mano con Bonetto, siempre ganando el uno de la visita y manteniendo a su equipo con vida. Antes del cierre del PT, a la salida de tiro libre, otra vez Bonetto se quedaba con el grito de gol del eliseño Bazán, lo que ya lo convertía en figura y lo que era claramente un resultado corto para Ferro en relación a la cantidad de jugadas elaboradas.

El complemento tuvo menos revoluciones, al menos al principio. El desgaste físico por la cantidad de agua acumulada (párrafo aparte el gran trabajo que se hizo para que se pueda jugar, nunca pareció que haya llovido 150mm la noche anterior) hizo que le rendimiento merme un poco, pero cuando dio la posibilidad, otra vez se pisó el acelerador. El chiquitin Romero otra vez comenzó a desequilibrar, esta vez por izquierda, donde se había recostado en el ST, pero una y otra vez se recurría a pararlo con foul, hasta que una atada descalificador de Bertolotti lo sacó de partido; era rojo directa por el que lateral por derecha lo fue a buscar directamente para golpearlo, pero González (de muy flojo desempeño) decidió que solo era amarilla. En la jugada siguiente, y cuando todavía se seguía discutiendo la anterior, se juntaron Caballero y Niello y elaboraron la segunda conquista de gran factura; el ex Independiente le metió un pase a espaldas de los centrales, y el eliseño cortó en diagonal y terminó definiendo de manera exquisita, pinchándola ante la salida de Bonetto. El 2 a 0 tenía mucho más que ver con el transcurso del partido.

En el medio de esos 45 minutos llegarían las expulsiones de Gigena y Diez por agresiones mutuas, pero no lo expulsan a Alvarez (C) quién le metió un monatazo a Caballero en el medio del tumulto, y tampoco lo expulsaron al centrodelantero en jugadas siguientes, donde por acumulación de infracciones se podría haber ido de la cancha antes de tiempo.

Antes de que termine el cotejo Bazán se terminó tomando revancha de cada de las jugadas que había malogrado. El 9 tomó la pelota en la mitad de la cancha y corrió hacia el arco, llamativamente los defensores no atinaron a cerrarlo y le allanaron el camino (monumento a la estatua fue la defensa de Central en esa jugada), cuando el arquero visitante le salió, Bazán lo dejó en el camino y tocó la pelota al fondo de la red con el arco libre.  

 Una buena ventaja que no es definitiva

Más allá del 3 a 0 Ferro sabe que esta serie no está terminada. Subestimar al campeón puede terminar saliendo caro, aunque también se sabe que será muy difícil revertirla, porque Central deberá salir a matar y dejará varios espacios y, con terreno libre, Ferro te liquida. Es un equipo con gol, donde 5 o 6 jugadores pisan el área, y donde todos están motivados.

En los de Ceres se presume que podrían volver Escalada, Sayago, Fidalgo y Marchisio, todos nombres importantes que no vienen sumando minutos por molestias físicas, pero de la otra vereda reaparecería Simonatti, y porque no Charra desde el arranque para darle más altura a la saga central.