Se dará otro golpe a la libertad de expresión

Actualidad 07 de diciembre de 2018 Por
El Sindicato de Prensa Rosario repudió la decisión de modificar la ley que declara de utilidad pública el papel para diarios, y pidió “que no se consume otro negocio para Clarín”. Alertan sobre posibles despidos y cierre de medios.
cnct-dypsa-imprenta-papel

La Mesa Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa (de la que el Sindicato local forma parte) expresó en un comunicado su “enorme preocupación” y a la vez su repudio por la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de incluir, en las sesiones extraordinarias del Congreso, el proyecto de ley presentado por el diputado Diego Bossio (Bloque Justicialista) para derogar el corazón de la ley Nº 26.736 que regula y declara de interés público la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios.

“El tratamiento de este proyecto tiene la única finalidad de liberar el precio del insumo esencial para los medios gráficos del país y beneficiar al monopolio que Clarín y La Nación tienen como propietarios mayoritarios de Papel Prensa SA.”, alertaron los trabajadores de prensa, y advirtieron: “Se dará otro golpe a la libertad de expresión y al derecho a la información de toda la sociedad, ya que desaparecerán muchos medios y se perderán miles de puestos de trabajo”.

El proyecto que está acompañado por las firmas de Nicolás Massot y Luciano Laspina (PRO), Mario Negri, Miguel Bazze, Luis Borsani (UCR), Marco Lavagna y Alejandro Grandinetti (Unidos por una Nueva Argentina), Pablo Kosiner (PJ), Martín Llaryora, Juan Fernando Brügge (Córdoba Federal) y Ricardo Wellbach (Frente de Concordia Misionero) fue girado “con sigilo sólo a la Comisión de Comercio de la Cámara de Diputados que le dio dictamen favorable pero no llegó al recinto en el período ordinario. Ahora el presidente Mauricio Macri consideró que desregular el precio del papel para diarios es un tema tan prioritario que merece ser incluido en el listado de lo que será tratado en Extraordinarias”, se quejaron.

El escrito sostiene que esta iniciativa “violenta la propia Constitución Nacional y los pactos internacionales incorporados a ella cuando pretende en una sola línea que se deroguen 8 artículos de la Ley 26.736 del 28 de diciembre de 2011, justamente los más importantes que aseguran aspectos de la regulación. Por esos artículos se garantiza el precio único de pago al contado por la venta de papel, un aspecto fundamental que tiende a igualar las posibilidades de compra del insumo básico por parte de las distintas empresas, sin que haya beneficios por montos relacionados con la facturación de cada una”.

“La ley nacional también dispone que los fabricantes, comercializadores y distribuidores del papel prensa hagan público su stock de manera diaria y su capacidad de producción de forma trimestral para aportar a la transparencia y a la pluralidad de voces y que debe existir una Comisión Bicameral de control parlamentario que nunca se conformó”, recordaron.

Por último, la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa condena “la mendacidad y la malicia contenida en los fundamentos del proyecto de ley –proteger puestos de trabajo de la fábrica de papel ubicada en San Pedro–, cuando no se habla de los más de 4.000 empleos perdidos en el gremio de prensa en estos tres años del gobierno de Cambiemos ni se tienen en cuenta los miles que se perderán en el futuro inmediato de aprobarse esta modificación a la ley 26.736”.

“Advertimos que haremos responsables por la destrucción de miles de puestos de trabajo y de poner en grave riesgo a la libertad de expresión en la Argentina, a aquellos legisladores y legisladoras que permitan que este proyecto sea aprobado”, avisaron los sindicatos del sector, que explicaron que los afectados directos por esta norma “serán las y los trabajadores que intervienen en todo el proceso productivo que va, desde la búsqueda de información hasta que la publicación está en la calle y es distribuida al público”, razón por la cual ya se expresaron en el mismo sentido trabajadores gráficos, canillitas y organizaciones que nuclean a los medios regionales, cooperativos y autogestivos.