Argentina es semifinalista del Mundial de básquet de China

Deportes 10 de septiembre de 2019 Por
El conjunto dirigido por Sergio Hernández superó a los serbios y está entre los cuatro mejores equipos del mundo: Luis Scola fue el goleador del partido con 20 puntos. Además, Facundo Campazzo terminó con 18 puntos, 12 asistencias y 6 rebotes.
argentina-cerro-el-grupo-invicto

En uno de los mejores partidos de la historia para el seleccionado argentino, el equipo de Sergio Hernández superó 97-87 a Serbia para clasificarse a las semifinales del Mundial de China. El próximo viernes enfrentará a Francia o Estados Unidos por un boleto a la final. Con 20 puntos, Scola fue el goleador, pero tuvo a Campazzo como su gran figura con 18 puntos, 12 asistencias y 6 rebotes.
Sergio Hernández decidió volver a apostar por Nico Brussino en el quinteto titular para acompañar a Campazzo, Garino, Scola y Delía. El equipo argentino tuvo un arranque espectacular de la mano del base cordobés, que dominó en todos los aspectos del juego, pero la diferencia física, de altura, fue un condicional para los dirigidos por Oveja, que antes de la mitad del cuarto, llegaron al límite de faltas y con sus jugadores internos en problemas: Gallizi con tres faltas, Scola y Delia, con dos.
 A pesar de eso, Campazzo repartió el juego y terminó con 6 puntos y 6 asistencias en un primer cuarto que quedó para Argentina por 25-23.
En el segundo parcial, el equipo volvió a jugar con el corazón en la mano. Combatió contra el porte de los serbios y marcó el ritmo del juego. Las apariciones en ataque de Vildoza (3-5 en tiros de tres puntos), de Pato Garino, que terminó como el goleador argentino con 10 puntos, sumado al aporte en ambos costados del campo de Gabriel Deck (cerró el primer tiempo con 9 puntos) fue de gran ayuda en la rotación de la selección.
Argentina cerró la primera mitad con más de 54 por ciento desde la cancha, con 56% de triples. El valor de las asistencias contra las pérdidas de balón fueron decisivas: 14 pases gol contra 4 veces que se perdió la pelota. Por los problemas de faltas, Hernández hizo jugar a Fjellerup y Caffaro, y ambos respondieron contra una de las potencias basquetbolísticas del mundo. El número 10 se fajó en defensa y sumó en la ofensiva, en una demostración del ingreso de los suplentes argentinos en el partido -el banco albiceleste terminó 27-14 a favor en los primeros 20 minutos de juego-. En Serbia, los más destacados fueron Jovic y Bogdanovic, los dos NBA, para terminar con 14 y 13 puntos, respectivamente.
En resumen, la selección argentina de básquet jugó una primera parte perfecta para irse al frente por 54-49.El tercer parcial cambió el formato que llevaba el partido. Argentina disminuyó la intensidad en ataque, pero gracias a su defensa se mantuvo al frente del cuarto. Otra vez fue clave la participación de Marcos Delía bajo los tableros para resistir a los gigantes de Serbia. El equipo de Hernández se fue arriba por uno (68-67) en el cierre del chico.El parcial final fue glorioso. De la mano de Scola y Campazzo, se llevó puesto a los serbios con juego y espíritu ganador. Este equipo mostró su ser competitivo. Mostró el valor del trabajo bajo la conducción de Sergio Hernández, un estudioso del básquet mundial.

Argentina cerró con un triunfo por 97-87. El seleccionado enfrentará en las semifinales al vencedor del duelo que disputarán el Estados Unidos y Francia, mientras que por la otra llave estarán los duelos de España-Polonia y República Checa-Australia.

Fuente: Infobae

Boletín de noticias