Historia de maestros en el Día del Maestro

Educación 11 de septiembre de 2019 Por
Diego Mancilla, es oriundo de Ceres, se recibió de docente en el año 2002, y cuatro años después comenzó a trabajar en las escuelas con los reemplazos. Por aquel entonces no era fácil conseguirlos y llevo un tiempo poder insertarse en el medio educativo.
Ver galería 72d3ee13-6b0d-494f-be1e-468cce08a090
1 / 2 - Diego Mancilla, una muestra de esfuerza y amor por la educación.

Se rinde homenaje a Domingo Faustino Sarmiento «el padre del aula». El 11 de septiembre de 1888 día que pasó a la inmortalidad.
Diego Mancilla, es oriundo de Ceres, se recibió de docente en el año 2002, y cuatro años después comenzó a trabajar en las escuelas con los reemplazos. Por aquel entonces no era fácil conseguirlos y llevo un tiempo poder insertarse en el medio educativo.
Actualmente es docente en el CER N° 157 Ricardo Foster que está ubicado en el Paraje El Simbol Distrito de Las Avispas. Titularizó en el año 2013 y desde ese momento no dejó su lugar de enseñanza en la escuela rural.
Con el guardapolvo blanco y la bandera argentina, en una zona de difícil acceso y con una matrícula que no supera los 10 alumnos, el maestro encierra la esperanza y posibilidad de recibir educación.
«Me gustó más la escuela rural y como en Ceres no tenía posibilidad me quedé aquí. Actualmente tengo 5 alumnos, eran 6 hasta el viernes pasado, generalmente en la zona rural el número de matrícula varía siempre porque las familias se mudan en busca de otros trabajos y llegan otras. Al no tener secundaria, a veces se trasladan antes» comenzó Mancilla.

«… me siento más útil en el ámbito rural. Nosotros no solo damos clases, somos administrativos, electricistas, cubrimos varias facetas aparte de lo pedagógico» D. Mancilla

Hace unos años, la continuidad del CER se vio amenazada, ya que el número de alumnos no ameritaba que continúe abierto. Diego Mancilla recuerda ese momento, en el que fue parte de la defensa del espacio educativo.
«En el 2013 cuando titularizo uno no sabe bien a donde va. Esperé encontrarme con muchos chicos y no fue así. Hasta llegue a tener una sola alumna, por lo tanto se coloca a la escuela en la categoría «observada». Yo vivo en la escuela durante la semana. Cuando me recibí no conseguí trabajo rápidamente, estuve años con título y no podía ejercer. Me moviliza, me siento más útil en el ámbito rural. Nosotros no solo damos clases, somos administrativos, electricistas, cubrimos varias facetas aparte de lo pedagógico. Me gusta el trabajo de la comunidad, que si bien no es grande, es más directo. Cuando la escuela se vio amenazada de cierre, fui a los diferentes campos, realicé una especie de censo, ver cuántos niños había, y entre todos logramos que no se cierre el CER» detalló el docente.
Las cuestiones climáticas son determinantes para que los alumnos asistan a clases. «El Presidente Comunal de Las Avispas nos ayuda mucho, sobre todo en las épocas de inundaciones, si yo puedo entrar me quedo todas las semana y el alumnos que puede llegar tiene clases. Tuvimos grandes problemas con el techo, se renovó todo el techo mediante aportes que fueron llegando de nación y provincia. Es difícil convencer que nos envíen aportes cuando hay tan pocos alumnos, pero igual por ellos hay que seguir» detalló Diego.
Finalmente, el docente anticipó que la escuela cumple 50 años y serán celebrados. «Con motivo del 50° Aniversario, Mancilla recordó que la situación en la que se daba clases antes era muy complicada, sin luz eléctrica, sin comunicación telefónica. Estamos próximos a celebrar el 50 aniversario de la escuela, será el domingo 13 de octubre, realizaremos un acto y un almuerzo al cual hemos invitado a ex docentes y ex alumnos para que sea un día lleno de emociones. Hay varias personas que ya nos confirmaron su presencia y estamos muy contentos» finalizó Mancilla.



Boletín de noticias