¿Cómo cuidarse en verano?

Actualidad 26 de diciembre de 2018 Por
En época de verano las temperaturas son elevadas, hay que tener muchas precauciones para prevenir enfermedades, especialmente tener cuidados con la exposición al sol y así poder disfrutar de las vacaciones. Hay que tener en cuenta que el golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños y los mayores de 65 años.
verano

Entre los principales consejos de prevención se destacan: aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada - no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día, lo recomendable es después de las 17 horas y con protector solar - evitar comidas muy abundantes, ingerir frutas y verduras - reducir la actividad física y entrenar con responsabilidad para optimizar el rendimiento - usar ropa ligera, holgada y de colores claros, además de sombrero y anteojos oscuros - permanecer en espacios ventilados o acondicionados - vigilar a los niños cuando juegan en la pileta y colocarles protector solar resistente al agua - mantener a las mascotas hidratadas.

Alimentación saludable
La adecuada manipulación de los alimentos y el uso de agua segura para beber y lavar los alimentos son las mejores formas de prevenir enfermedades.
El Departamental le consultó a la Licenciada en Nutrición Pamela Pérez acerca de los recaudos a la hora de alimentase.
“En el verano hay que tratar de contrarrestar el calor, hay que buscar cosas que nos hidraten, todas las frutas y verduras de estación acompañan la necesidad del cuerpo de la hidratación como melón, sandia, zapallito, calabacín y pepino que tienen 80% de líquido. También, necesitamos comer más liviano para no tener una digestión tan larga y que el cuerpo no gaste tanta energía en eso”.
Una de las bebidas más elegidas para refrescarse en verano, principalmente por los jóvenes, es el “tereré” que se toma a cualquier hora del día y a pesar de que sea rico no es lo más sano.
“Es rico pero no nos hidrata bien como el agua porque tiene colorantes, saborizantes y aromatizantes que el cuerpo tiene que eliminarlos y en ese proceso ocupamos más líquido del que aportamos, no es la mejor opción”.
En la búsqueda de una alimentación más fresca, las ensaladas son recomendadas por la nutricionista, son muy variadas y se pueden condimentar a gusto. Además, los licuados y los yogures son una muy buena opción.
“Cosas que comemos calientes en invierno, en verano las podemos transformar, por ejemplo la lenteja. En invierno uno cocina guiso de lentejas, pero, en verano se pueden hacer, se enfría en la heladera y con tomate, huevo, ajo y perejil tenemos una ensalada completa que nos aporta un montón de proteína, fibra y nos refresca”, describió la Lic.
En cuanto a los chicos que concurren a una colonia de vacaciones, es primordial que desayunen en casa antes de irse, puede ser una leche fría con galletitas, frutas o un yogurt con cereales para arrancar bien el día.

Protección solar
Existe la idea equivocada de que el bronceado es saludable, sin embargo, protegerse del sol es imprescindible, como así también evitar las horas centrales de sol, porque las radiaciones ultravioletas pueden producir graves daños en la piel. Por eso, se debe elegir un tipo de crema acorde al tipo de piel, FPS 15 como mínimo, colocarla treinta minutos antes de la exposición al sol y repetir cada una hora o cada vez que uno se moja el cuerpo. A los menores de seis meses no se los puede exponerse al sol y no se les debe colocar filtros solares, en el caso de los niños que son más vulnerables se recomienda una protección de FPS 50.

Prevención de accidentes
Gran cantidad de personas eligen viajar en las vacaciones hacia algún lugar turístico y para evitar accidentes en la ruta es necesario tomar precauciones.
Se debe usar cinturón de seguridad, quien conduce nunca puede beber alcohol, los niños deben viajar en el asiento de atrás y no hay que permitir que un menor tome el volante. En el caso de las motos, las bicicletas o los cuatriciclos se deben utilizar con casco.
En el caso de estar en una playa, en el mar o en una pileta, los adultos deben estar supervisando y cuidando a los niños, hay que evitar que se sumerjan en lugares no autorizados o desconocidos, hay que enseñarles a nadar y a respetar las señales de peligro.

Siguiendo todos estos consejos se puede disfrutar de un hermoso verano en familia y con amigos..

Boletín de noticias