Reconquista:La crisis hídrica quiebra las estadísticas

Actualidad 21 de enero de 2019 Por
Estiman que la soja de primera lleva perdido un 20% y la de segunda no cubrirá lo proyectado. El algodón quedó arrasado.
0025264560

Por tercer mes consecutivo, las lluvias vuelven a quebrar las estadísticas. Las precipitaciones de enero son inéditas tanto por volumen, cobertura y frecuencia. Sin tregua y con días por delante que pueden ser muy complicados por nuevas descargas, las lluvias impiden concretar siembras y resiembras, aparte de que arrasaron con lotes implantados en el norte Argentino, comunicó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario.
Con este panorama, se resigna más área sembrada en la oleaginosa. En los últimos días las lluvias han continuado, con jornadas de precipitaciones muy destacadas. La gran presión pluvial que se mantiene sobre gran parte del país, y en especial en el centro y norte provincial, produce un segundo ajuste de la superficie sembrada en soja. El área intencionada se reduce 200 mil hectáreas más, pasando ahora a totalizar 18,6 millones de hectáreas. 
Días atrás se había hecho un primer recorte de área por los excesos hídricos de 100 mil hectáreas. Pero los pronósticos que alertaban por nuevas descargas se han cumplido con un impacto y una gravedad mayor de la que se esperaba. El descuento de hectareaje se hace en Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, norte y centro sur de Santa Fe y sobre el centro de Buenos Aires. Además, las lluvias elevan a 2,2 millones las hectáreas implantadas con soja que están en condiciones regulares a malas, en las que 500 mil hectáreas están muy comprometidas por los excesos hídricos.
Desde el 1º de enero , en sólo 14 días las lluvias envolvieron casi por completo a las siete provincias del este argentino con acumulados mayores a los 100 milímetros. Se tratan de Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, y al 70% de Buenos Aires. Tambien estos acumulados alcanzaron a la mitad oriental de Tucumán y Salta, al noreste de La Pampa y en Córdoba, a los departamentos Marcos Juárez y Unión.
En esos primeros 14 días de 2019, el este de Santiago del Estero, norte y oeste de Santa Fe, junto al norte entrerriano y gran parte de Corrientes superaron los 250 milímetros. En este período Reconquista (Santa Fe) acumuló 292 milímetros, La Paz (Entre Ríos) 310. Pero hay zonas con más de 400, cómo en Paso de los Libres (Corrientes) con 468 milímetros, Resistencia (Chaco) con 424, o Mercedes (Corrientes) con 407.
El Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (que refiere a 12 departamentos del centro-norte de la provincia) informó recientemente que en el área algodonera la pérdida del cultivo sería total. También, el avance del proceso de cosecha del girasol es de sólo el 40 %, con diversos problemas y dificultades con la superficie pendiente de cosechar, y que con el paso de los días tiende a agravarse. Por su parte, el arroz registra una pérdida confirmada de 1.000 ha en los primeros estadíos, con 4.000 ha. altamente comprometidas. La soja de primera, en estados fenológicos de desarrollo y comienzo de floración, se encuentra en un 20% afectada con sectores de lotes con variados problemas por el exceso hídrico.
"Con preocupación alertamos que la siembra de segunda cerrará seguramente con superficies menores a las proyectadas, así como ya existen cuantiosas pérdidas para el sector ganadero, sobre las cuales todavía no hay estimaciones precisas. Todo lo anterior implica que una gran movilización de recursos de inversión, nuevamente vea comprometidos sus frutos, con la consecuente ausencia del efecto dinamizante que el sector tiene sobre el resto de la economía", alertó la Bolsa santafesina, en un comunicado de solidaridad con los habitantes de las zonas afectadas por los excesos hídricos.
"Hace dos años, la problemática hídrica se había concentrado en el centro-sur del país, y hoy tenemos que lamentar una situación similar en el norte, demostrando que es un problema de raíz de nuestro territorio. Instamos a las autoridades nacionales y provinciales a actuar mancomunadamente para paliar la situación coyuntural, a la vez que a planificar y ejecutar las obras de infraestructura estratégicas identificadas y acordadas con las instituciones de asiento local, para mitigar los efectos de éste tipo de fenómenos, que vienen siendo y serán cada vez más recurrentes", reclamó la institución. 

Emergencia y desastre.

En ese sentido, el gobierno provincial declaró como zona de desastre agropecuario a "todas las explotaciones agropecuarias afectadas por excesos de precipitaciones y anegamientos temporarios, que se encuentran ubicadas en los distritos de Gregoria Pérez de Denis, Santa Margarita, Villa Minetti, Pozo Borrado y San Bernardo del departamento 9 de Julio, así como los distritos de Los Amores, Cañada Ombú, Golondrina, Garabato, Fortín Olmos e Intiyaco del departamento Vera, desde el 1° de enero hasta el 31 de agosto de 2019".
También se declaró en "situación de emergencia y/o desastre agropecuario, a todas las explotaciones agropecuarias afectadas por excesos de precipitaciones y anegamientos temporarios, que se encuentran ubicadas en los distritos de los departamentos 9 de Julio y Vera que no se encuentran comprendidos en los detallados precedentemente y a todas las explotaciones agropecuarias, afectadas por excesos de precipitaciones y anegamientos temporarios, que se encuentran ubicadas en el departamento General Obligado y a las que se encuentran ubicadas en los distritos de Romang y Colonia Durán pertenecientes al departamento San Javier".
El decreto, Nº 047/2019, contempla a productores agropecuarios de las zonas afectadas y que se encuentren inscriptos en Registro Único de Producción Primaria. "Cumplimos en eliminar la burocracia innecesaria del proceso de emergencia: nos comprometimos a entregar en una semana los certificados a los productores afectados para que logren la prórroga o condonación del impuesto inmobiliario", señaló la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani. 
La funcionaria dijo que a su vez el gobierno provincial inició conversaciones con el Banco Nación y el Banco de Santa Fe para que "las entidades prorroguen las cuotas de los créditos de los productores respetando las tasas originales". Paralelamente, el gobierno santafesino informó que se distribuyeron más de 10 millones de pesos en aportes no reintegrables entre 56 localidades del norte provincial afectadas por las inundaciones.

Fuente: La Capital

Boletín de noticias