Sábado 20 de Octubre, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

16/08/2018

Avellaneda | Política | Financiamiento Político

Friar pasó de recibir ayuda para pagar sueldos a ser aportante de la campaña del PRO

Foto ilustrativa. Foto ilustrativa.

La noticia se corrió como reguero de pólvora una vez que el domingo 12 de agosto, El Destape Web, expuso que «Friar», el frigorífico del grupo Vicentín, recibió más de 11 millones de pesos del Ministerio de Trabajo destinados al pago de salarios a través del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para empresas que atraviesan una difícil situación económica y pocos meses después la empresa aportó más de 2 millones para la campaña del PRO.



«La firma Friar, del grupo Vicentín, recibió más de once millones en concepto de subsidios del ministerio de Trabajo alegando estar en «crisis» y para evitar una posible quiebra, y siete meses más tarde, aportó unos 2 millones de pesos al partido gobernante Propuesta Republicana del orden nacional», asegura el periodista Juan Ignacio Amorín.

«La generosa ayuda del ministro Jorge Triaca se dio en cuotas de $2.816.000 desde julio hasta octubre de 2016, y formó parte del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), destinado a firmas que logren acreditar procedimientos de crisis y riesgo de despidos de personal y quiebra».

«Sin embargo, en cuestión de días, la firma pasó de recibir subsidios para salir de la crisis a realizar importantes contribuciones al partido oficialista en año electoral: el 5 de septiembre de 2017, es decir, 10 meses después de haber recibido la última cuota del ministerio de Trabajo y en plena campaña electoral, Friar S.A aportó $500.000 al PRO del presidente Mauricio Macri» y «según el balance presentado por PRO ante la Cámara Electoral, el 31/10/2017 la empresa también realizó 2 transferencias bancarias por otros $500.000, y, por último, el 01/12/2017 la empresa le entregó medio millón más, para completar unos 2 millones de pesos», detalla Amorín.


REPRO

El programa nacido en 2004 fue pensado para que el Estado asista a las empresas que estaban pasando por una difícil situación económica, que ponía en peligro las fuentes de trabajo. En su artículo cuarto el decreto prorrogado varias veces expresa que «las empresas cuyas solicitudes fueran aprobadas se comprometerán a abonar a los trabajadores beneficiarios del PROGRAMA, el suplemento en dinero necesario para alcanzar el salario vigente establecido para la categoría de que se trate en el Convenio Colectivo de Trabajo aplicable a la actividad correspondiente, a abstenerse de disponer despidos sin causa (art. 245 LCT) y por razones de fuerza mayor (art. 247 LCT)».

FRIAR recibió aportes del programa durante del gobierno de Cristina Fernández y en principio no parece existir ninguna irregularidad, ni en los REPRO, ni en los aportes realizados a la campaña. Pero llama la atención que en siete meses una empresa que emplea a 1.000 trabajadores pase de una situación económica complicada que dificultaba pagar el total de los salarios a convertirse en aportante de una campaña electoral con dos millones de pesos.

Temas