Sábado 19 de Agosto, de 2017
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

07/03/2017

Ceres | Política | Adiós a un amigo

Gringo Masento, una historia de dignidad, lucha y honradez…

Carlos Alberto Masento, primer Intendente de la democracia en Ceres Carlos Alberto Masento, primer Intendente de la democracia en Ceres

Ante la perdida irreparable de Carlos Masento, un gran dirigente político de la ciudad de Ceres, le dedicamos esta editorial que saldrá publicada en el periódico "El Departamental" mañana miércoles en toda nuestra región.



DESPEDIDA


Me enteré por un amigo de Ceres este sábado pasado en la mañana cuando le pregunté «Che, ¿cómo anda el Gringo?», me miró con gesto adusto y me contó en voz baja y dolida que había fallecido el jueves. Fue una fuerte pulsión que me causó dolor, un momento reflexivo en donde rebobinas rápidamente como en el cine el paso del tiempo y en este caso el profundo respeto y cariño que deja el recuerdo de ese gigantón afable y gestual que fue, Carlos Cabeto Masento.

Un digno hombre ceresino que lucía con orgullo el haber sido militante de las regionales de la JP de los 70. Un tipo que pasó por la política y la vida sin manchar su dignidad y coherencia. Fue el primer Intendente de la democracia en la ciudad de Ceres, y hace poco tiempo, volvió al ruedo como concejal. Ejerció el periodismo como columnista en uno de los periódicos de la ciudad y trabajó en radio, pero por sobre todo fue un buen tipo. Su ADN político era indudablemente peronista, su corazón, pertenecía a la izquierda latinoamericana. Formado culturalmente, daba batalla en las charlas que se extendían por horas y que le daban lugar para mostrar su gran ensamble literario. Fue un típico "gringo" de nuestro norte santafesino, y del sur santiagueño, traía como marca registrada de su crianza, diría grabado a fuego, dos cuestiones, la honradez y la coherencia, en las malas y en las buenas. Porque la pasó mal, y siguió adelante sin concesiones de ningún tipo, en la época brava de los 70 y luego en su vida, hace algunos años perdió a su compañera y la vida le regaló, como a muchos, la oportunidad de volver a ver en Latino América gobiernos nacionales y populares y en Ceres la gente lo reconoció como concejal como muestra de que fue un hombre respetado y querido. Seguramente en este viaje te habrás ido preocupado por lo que está pasando en nuestro país, y en el mundo, donde se levantó una oleada conservadora que expulsa a miles de personas a la miseria absoluta.

Personalmente recuerdo esa frase que acuñaste cuando nos contabas de cómo hacer una buena editorial; «Todas las mañana me levanto pensando a quien voy a plagiar» comentabas con esa sorna que te identificaba. Seguramente tu partida, además de entristecer a tus dos queridos hijos que dejas, también tocó los soncos de los viejos compañeros que te compartieron tu marcha por estas tierras planas al decir de Sonia Catela, me refiero entre otros a Chini y el Chiro. También seguramente muchos jóvenes que veían en vos la imagen del buen tipo te habrán despedido con una mueca de tristeza. En fin, estos amigos como vos Gringo, entran del otro lado de la vida por la puerta grande y si bien nos dejan tristes un poquito, nos llenan de orgullo poder haberte conocido y disfrutado. En estos tiempos donde todo parece entrar en debate, te saludamos como lo hacemos con cada uno de nuestros compañeros «Hasta la victoria siempre Gringo Masento».

Carlos Lucero

Director


Temas