Martes 24 de Abril, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

02/05/2014

Las Toscas | Actualidad | Cuenca cañera

"Nos hicimos cargo del ingenio porque somos de Las Toscas y no queríamos que cerrara"

Fachada del Ingenio que pertenece a Romelio Snaider desde hace más de cuatro años. Fachada del Ingenio que pertenece a Romelio Snaider desde hace más de cuatro años.

Así lo expresaba Romelio Snaider, propietario del Ingenio, una de las empresas más importantes del norte argentino. La firma posee además una desmotadora de algodón entre otros emprendimientos. El empresario dialogó con este medio y reafirmó su idea de seguir apostando a la producción en el norte santafesino, sin reclamar ningún tipo de intervención financiera estatal, más que la de los bancos que entregarán créditos para la producción.

Comenzó la charla el industrial, haciendo un repaso de la producción cañera «el promedio general de caña por hectárea está dando una estadística entre cuarenta y cincuenta toneladas por hectáreas, el año pasado tuvimos una caña muy buena, nos acompañó la lluvia, la caña necesita mucha lluvia, ya desde noviembre, diciembre, enero que se vaya criando la caña, va madurando, para tener un buen rinde de azúcar, acá en una época se alcanzó a hacer más de diez mil hectáreas. Funcionaba Tacuarendí también, Villa Ocampo y Las Toscas, eran tres ingenios, claro que esto era en los años cincuenta, después se fueron cerrando los ingenios y la zona comenzó a andar mal. Hace mucho que esto viene mal, nuestra empresa familiar está en este ingenio desde hace cuatro años. Nosotros agarramos este ingenio porque somos de Las Toscas, porque no queremos que el ingenio de Las Toscas se vaya así nomas, hay mucha gente que trabaja, es interesante que la cuenca cañera sea fuerte, entonces comenzamos a repararlo porque nos habían dicho que con un monto tal este ingenio iba a quedar en condiciones, pero fue tres veces de lo que se habló en su momento. El problema es que no es fácil conseguir créditos en los bancos, los bancos prometen mucho y dan poco, nosotros tenemos igual un respaldo interesante en el Banco Nación Argentina sucursal Villa Ocampo, que es el que nos dio los créditos para hacer todo este tipo de reparación, además créditos para comprar urea para darle a los productores, los productores necesitaban un empuje para sembrar, para que de esa manera se reactive la cuenca cañera. Está la mesa azucarera que funciona en Villa Ocampo, pero se promete mucho y se hace muy poco, la plata de la mesa no se la pone donde hay que ponerla, tendría que ser a la agricultura y controlar la siembra, cuanto se sembró y de qué manera, ese es otro de los problemas que hay que solucionar. Estamos pidiendo a través del intendente de Las Toscas un dinero que venga por vía Municipalidad, la intendencia se haría cargo de esto, si no que venga a la firma Snaider y nos hacemos cargo de esto, controlar al productor que el dinero que se le dé, sea efectivamente para tierra sembrada, la siembra de la caña no es tan fácil, hay que tener muchísimo cuidado, la caña lleva su trabajo, es muy bajo el crecimiento de la cuenca cañera, la zona de Villa Ocampo tiene muy poca caña y tiene un ingenio que muele casi el doble que el de Las Toscas, nosotros estamos invirtiendo para poder moler aproximadamente 1.800 toneladas diarias, que sería un éxito para nosotros, en eso creemos que vamos a llegar este año y seguir moliendo más, para que los números se acerquen a la realidad, pero necesitamos que se siembre mas caña» decía Snaider.

Consultado sobre la contención política a la producción dijo «esto lo encaramos nosotros, acá jamás vino un político, yo tengo mis hijos, mi mujer somos una familia muy trabajadora, nosotros nos repartimos el trabajo, cada uno está en lo suyo, dedicado a las sucursales en la parte de transporte, después nosotros tenemos la desmotadora de algodón manejada por nosotros y un gerente, también tenemos los campos donde sembramos algodón, en todo esto tenemos muchísimos empleados, cuando empezamos la zafra superamos los quinientos empleados en la empresa, todos cobran su sueldo, todos tienen sus aportes, esto salió de adentro mío, mi padre ha sido un productor cañero, yo también he sido productor cañero, no quería dejar morir el ingenio de Las Toscas, hacerles ver a todos que se puede, cuesta mucho esfuerzo pero se puede, la parte política acá no apareció, solamente tenemos apoyo cuando necesitamos algo que el municipio de Las Toscas tiene, ya sea maquinaria o cosas así, el Señor Intendente Chamorro siempre está, por arriba de eso ningún aporte político».

En momentos en que las producciones cañeras, algodoneras y de otras índoles de la región norteña de Santa Fe, demandan aportes del Estado para el funcionamiento del ingenio, Snaider reclama que se aporte a la producción, que el dinero vaya a los productores para que haya más hectáreas de caña sembrada, el empresario avala esa idea expresando «nosotros estamos muy cerca de dejar este ingenio de la manera que debe estar, con una inversión interesante en todos los pasos de la producción, renovamos calderas, toda la parte centrífuga tiene tan solo dos años de trabajo, luchamos por el ingenio y por la cuenca cañera, nos hemos puesto a sembrar caña, tenemos bastantes hectáreas de esa siembra, nuestra zona debe ser cañera, donde se funden los troncos de la caña sembrar algodón, esto funcionaría como rotación, podremos tener ahora tres mil toneladas de algodón acá en la zona, debemos apostar al cultivo de la caña y del algodón para hacer funcionar a los ingenios y a las desmotadoras, aunque el precio del azúcar hoy es un desastre, si el ingenio Las Toscas no produce 150.000 toneladas da pérdida, viene dando pérdidas y se sigue invirtiendo porque somos de acá y queremos que esto ande» finalizó Snaider.