Martes 16 de Enero, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

26/06/2014

Liga Ceresina | Revancha | Liga Ceresina

Central reencontró el triunfo en Tostado

Central salió de perdedor en su visita al departamento 9 de Julio. Central salió de perdedor en su visita al departamento 9 de Julio.

Derrotó 3-1 a San Lorenzo en su propio reducto y logró un respiro. Oscar Bravo y Maximiliano Aguirre, dos veces, anotaron los goles. Rodrigo Ruíz descontó para el elenco «rojinegro».

Por Adrián Tavella

Y un día volvió a ganar el «aurinegro» Luego de seis derrotas consecutivas y en medio de muchas adversidades, algunas atribuidas a lo futbolístico y otras, relacionadas directamente con esas rachas  negativas inexplicables.

El primer período ofreció poco en relación a las llegadas y el manejo de la pelota. El desarrollo fue impreciso, entrecortado, con infracciones y con varios laterales surgidos, a partir de esos yerros. Sin embargo, San Lorenzo fue quien estuvo más cerca de hacer la primera diferencia e Iván Franco fue determinante para que esto no ocurriera.

Una vez ante Molina y más tarde ante Ruíz, se arrojó contra el vertical derecho y mandó al córner dos balones que tenían destino de red.

Y apareció una tercera posibilidad que no pudo definir increíblemente Rosso. Ruiz se la bajó al medio de área y Claudio no la logró calzar con precisión cuando tenía el arco a disposición.

Aquellas maniobras que no podía aprovechar Central en partidos pasados y luego pagaba caro, en esta ocasión pareció pintar a la inversa.

El juego deambuló por sectores lejanos a los arcos, amén de esas jugadas citadas recientemente y en su primera aproximación llegó a la apertura del score.

Se disputaba el último minuto de esta etapa y un balón largo fue «peinado» por Uberti y Bravo que venía en carrera, llegó para tocar por encima de Sambrini, 1-0.

Esa incidencia cerró los cuarenta y cinco minutos iniciales, importante desde lo numérico, pero fundamentalmente desde lo anímico y más por el momento que vive el «aurinegro».

Y si algo más le faltaba a ése envión encontrado antes del descanso, se sumó otro antes del segundo minuto de juego. Aguirre apareció por derecha apareado por Peralta y el defensor lo agarra dentro del área.

Claro penal que ejecuta el propio Maximiliano y con personalidad. Venía de marrar dos en forma consecutiva, pero el santiagueño fue muy seguro a la pelota, a la que ubicó a la izquierda del golero, quien eligió el otro sector, 2-0.

Más tranquilidad aún y seguridades individuales otorgaba esa conquista. San Lorenzo golpeado y con la necesidad de descontar rápidamente se adelantó y lo volvió a pagar caro inmediatamente.

Bravo, un joven de apenas 18 años y de buen debut en la máxima categoría, cambió de frente y por la derecha volvió a sorprender Aguirre. Le ganó la posición a su marcador y con pierna izquierda la metió con categoría contra el palo de Sambrini, 3-0.

Un golazo y una diferencia que terminaba de darle la serenidad suficiente a Central, a pesar del descuento de Ruiz cuando todavía restaban más de veinte minutos para el final.

Al desarrollo lo equilibró rápidamente y luego, del envión que significó para el «rojinegro», el achique de la distancia numérica.

Con espacios dispuso de algunas ocasiones para aumentar el marcador y también tuvo tiempo para mostrarse a sí mismo, que pueden hacer circular la pelota con seguridad y tranquilidad.

Central reencontró el triunfo en Tostado y más allá de la suma estadísticas, recibió un impulso anímico que intentará aprovechar hacia adelante.