Miércoles 17 de Octubre, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

09/05/2013

Moisés Ville | Actualidad

La Biblioteca Barón Hirsch cumple 100 años

La biblioteca nació por la inquietud de un grupo de niños incentivados por un maestro que se llamaba Campos y rápidamente se extendió a todo el público.

El lunes 13 de mayo la Biblioteca Barón Hirsch cumple 100 años de vida. Fue creada en el año 1913 e inicialmente fue designada como biblioteca infantil, pero pronto expandió su temática para todo público.

Esta ubicada a escasos 50 mts de la Plaza San Martín y desde allí se visualiza el globo terráqueo ubicado sobre su techo a dos aguas y el libro que presenta en su frente, simbolizan el conocimiento que la biblioteca atesora en su interior, con unos 25.000 volúmenes en distintos idiomas: idish, alemán, inglés y hebreo. Entres sus ejemplares se encuentra una edición del «Martín Fierro» de José Hernández que data de 1924, un diccionario español-guaraní, del año 1941.

El salón principal, de techo alto y piso de parqué, conserva el mobiliario original. Dos largas mesas de cedro ocupan la parte central y están rodeadas de grandes armarios que van de pared a pared y en cuyos vidrios pueden leerse las iniciales del Barón Hirsch.

Kuka Udrisar de Mularz, es la presidente de la Biblioteca desde hace 30 años, «quise dejar 25.000 veces de ser la presidenta, creo que todas las personas cumplen un ciclo en sus funciones, después te tildan de mandona, de querer organizar todo, yo soy una persona que tengo mi personalidad y me gusta lo que hago pero yo conjugo dos verbos que van juntos: mandar y hacer, a veces el trabajo intelectual no se lo valora mucho porque no se ve, pero no importa, yo estoy muy contenta, pero se que me tengo que ir, e invito a la gente que quiera sumarse, con ganas, con nuevas ideas, con bríos, a que trabajen por la biblioteca»


«La biblioteca tiene las puertas abiertas y mientras haya lectores yo soy feliz» K. Mularz.


El programa de actividades contempla una visita al cementerio para homenajear a los primeros socios fundadores, por la tarde a partir de las 17.30 hs habrá un acto en la puerta del edificio de la Biblioteca, «si bien el acto será muy sencillo, realizaremos algunos homenajes, recuerdos, y un brindis. Tenemos pensado la realización de una cena pero aún no esta determinado el lugar ni el menú» informó Kuka.

Durante todo el año se pensaron actividades para festejar este año centenario, «vamos a realizar diferentes actividades con la Comisión de Cultura y Turismo de la que soy miembro, realizaremos actividades referidas a la salud, con el SAMCo y el personal del hospital, jornadas de capacitaciones para gastronómicos, para docentes, cursos de ceremonial y protocolo, una vieja amiga mía vendrá a contar cuentos, vamos a proyectar películas, entre otras opciones» detalló Kuka.

Al ser consultada por la cantidad de socios lectores que hoy tiene la Biblioteca, Kuka, desacelera su ritmo al hablar y sentencia «dolorosamente habrá 200 socios y más doloroso aún es que se registran muy pocos chicos y jóvenes, y no me quiero conformar con que todas las bibliotecas sufren lo mismo, yo creo que hay que inventar una vuelta de tuerca y encontrarles un lugar en el siglo XXI. Desde las escuelas tenemos que incentivar mucho más la lectura, me hago responsable de lo que digo, el docente que no lee, el alumno no va a leer tampoco, y tenemos muy pocos docentes socios de la biblioteca, me podrán decir que Internet, hay un montón de cosas, yo también uso Internet, pero lo que te transmite el libro que tenes en la mano, no solo el contenido, sino la forma que podes ir, que podes volver, es diferente».

Finalmente Kuka invitó a todos aquellos que quieran sumarse a los festejos, se trata de celebrar la historia no solo de la que forma parte el pueblo de Moisés Ville sino también de nuestra cultura que se traslada de generación en generación.