Lunes 15 de Octubre, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

15/10/2015

Nacionales | Actualidad | 60 mil mujeres marcharon en Mar del Plata

Que Ni Una Menos sea una realidad

Hubo enfrentamientos con grupos de derecha y policia que atacaron la marcha Hubo enfrentamientos con grupos de derecha y policia que atacaron la marcha

(Agencia de Prensa Alternativa y Pausa). Con graves incidentes registrados en la noche del domingo 11, protagonizados por la Policía bonaerense, más de 60 mil mujeres participaron el fin de semana largo del 30° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Mar del Plata: el más multitudinario de su historia.

Desde el Encuentro Nacional de Mujeres advierten que, a cuatro meses del 3 de junio, “no hubo cambios significativos”. Agencia de Prensa Alternativa. Con graves incidentes registrados en la noche del domingo 11, protagonizados por la Policía bonaerense, más de 60 mil mujeres participaron el fin de semana largo del 30° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Mar del Plata: el más multitudinario de su historia. Este año se conjugaron una serie de hechos que marcaron a fuego el evento: entre ellos, los diez años de la campaña por el aborto y los resultados de la masiva convocatoria Ni Una Menos, en junio pasado.

Desde el sábado 10, mujeres que llegaron a la costa desde los más diversos rincones del país dieron muestra de su “fortaleza colectiva, un motor de lucha que no para, va ganando las calles y conquistando derechos”, según la bienvenida de la comisión organizadora del ENM, en el acto de apertura.

Hubo talleres divididos en 65 temáticas en las escuelas del centro marplatense. Las mujeres debatieron sobre violencia, familia, desocupación, aborto clandestino, trata de personas y prostitución.

“Llegamos a 30 años consecutivos de encuentros, donde las mujeres nos hemos sumado porque seguimos construyendo y defendiendo este espacio profundamente democrático, dando un ejemplo de organización que es único en el mundo, por su carácter plural, federal, horizontal, autoconvocado y autofinanciado para poder tener la libertad de expresar nuestras ideas sin que nadie nos condicione”, dijeron las organizadoras. “Un espacio que hemos construido como nuestro lugar, que no tiene dueño, sino que nos pertenece a todas”.

Este encuentro, marcado por desafíos y expectativas, se desarrolla en el año en que la población expresó Ni Una Menos para decir basta de femicidios.

“A cuatro meses del histórico 3 de junio, no hubo ningún cambio significativo: no hay un registro oficial, no hay plan nacional de acción y el presupuesto nacional es miserable en relación a la situación que padecen las mujeres. A pesar de haber adherido numerosos políticos a la campaña Ni Una Menos, hubo más de 40 femicidios y el silencio oficial sigue más vigente que nunca”. En ese sentido, recordaron que cada 26 horas es asesinada una mujer producto de la violencia de género en el país.

A cuatro meses del histórico 3 de junio, no hubo ningún cambio significativo: no hay un registro oficial, no hay plan nacional de acción y el presupuesto nacional es miserable en relación a la situación que padecen las mujeres

En el encuentro se reafirmó el pedido para que se declare la Emergencia Nacional en Violencia Doméstica y Sexual, para obtener el plan de prevención, refugios y el presupuesto necesario con los que hoy no tienen.

También se cumplen 10 años de una de las conquistas del ENM: la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “Hay mucho para valorar y mucho para debatir, cuando aún las muertes de mujeres por abortos clandestinos siguen siendo alarmantes”, sostuvieron desde la organización.

“Las desigualdades sociales repercuten directamente y agravan la situación de las mujeres, como se ve en los altos niveles de desocupación y pobreza, los bajos salarios y la carga impositiva sobre los sectores populares. Al calor de esta situación social, se extiende como nunca la violencia de género expresada en los crecientes y recrudecidos femicidios, en la violencia sexual y doméstica y las muertes por abortos clandestinos. Sabemos bien que el aborto ilegal es una expresión clara de desigualdad social y de la violencia de género, ya que mueren las mujeres pobres, mientras se sostiene un negocio millonario”.