Viernes 31 de Octubre, de 2014
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

13/12/2013

Provinciales | Actualidad

Caso Serena Martínez: Las preguntas de la indignación

La peor de las noticias se conoció el pasado jueves por la noche. QEPD Sere. La peor de las noticias se conoció el pasado jueves por la noche. QEPD Sere.

La historia tiene un final triste. La pequeña Serena Martínez murió en el hospital de Niños Orlando Alassia de Santa Fe tras luchar por su vida durante días, luego de que una bala perdida cruzara la laguna Setúbal y diera en la cabeza de la nena. Qué decir, qué pensar y cómo contener a esta familia.

La historia tiene un final triste. La pequeña Serena Martínez murió en el hospital de Niños Orlando Alassia de Santa Fe tras luchar por su vida durante días, luego de que una bala perdida cruzara la laguna Setúbal y diera en la cabeza de la nena. Qué decir, qué pensar y cómo contener a esta familia.

Las derivaciones de este dramático caso retumban fuerte por estos días en la sociedad santafesina. El destino de Serena se dirimió entre otros «afortunados» 100 menores que estaban en la despedida de año del jardín del Club Regatas. La bala calibre 9 mm. partió desde el distrito costero Alto Verde, en jurisdicción de la capital provincial, recorriendo una letal suerte de 550 metros hasta dar con el cuerpo de la nena.

Serena murió por desgracia, claro está. Pero este nuevo ángel fue una de las víctimas de un flagelo que a las autoridades, la policía y la justicia se les escabulló de las manos hace tiempo. Ya la inseguridad gobierna gran parte del destino de los ciudadanos. Además, este caso cuenta con un componente mafioso de fondo: hay una disputa territorial que no admite consenso vía diálogo, sino que los «triunfos» se contabilizan en muertes del bando contrario. Acá murió una nena de 7 años; pudo ser cualquiera de los nenes que estaban correteando en el club al momento del impacto.

Hace años que Alto Verde es foco de cruces con armas de fuego de bandas antagónicas que pugnan, descaradamente frente a los ojos de los vecinos, por dominar el Lejano Oeste. Allí se da, a su vez, una fuerte interna del gremio de la Unión Obreros de la Construcción de la República Argentina (Uocra) que se debaten a tiros la cinta de capitán.

Así murió Serena. Inmersa en una gran parte de la sociedad que es violenta, que da muestras de miseria diaria y camina libre bajo el sol. Así se fue la pequeña, en medio de saqueos vandálicos en una Córdoba invadida por los ladrones organizados tras el paro de las fuerzas policiales y la inacción de los gobiernos local y nacional.

La desazón de esta familia por la partida injusta de Serena encuentra quizás alguna explicación allí, en la violencia que está sitiando los esfuerzos de los nobles por generar un hábitat más pacífico, menos sanguinario. Fue la violencia la que se llevó a la infortunada Serena y es la violencia la que pone en jaque a los gobernantes y a la justicia.

Buscan a tres sospechosos (NdeR: en las últimas horas se entregaron dos que estaban prófugos, »Pizzi» Cabrera y «Cepillín» Fernández, quienes comparecieron ante la Justicia dado que contaban con pedido de captura por el homicidio de la nena de Regatas). Intensificarán los allanamientos rimbombantes en Alto Verde, seguramente. Dirán que es un hecho mafioso vinculado con una interna gremial. Pero qué decir, qué pensar y cómo contener a esta familia... Silencio.

Nota gentileza Ignacio Andreychuk – El Mirador Provincial