Domingo 23 de Septiembre, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

28/04/2016

Provinciales | Actualidad

Egresaron los primeros técnicos superiores en Seguridad Pública del Isep

Se trata de más de 336 cadetes que decidieron cursar la carrera. Los mismos pertenecen a las promociones 2009, 2010 y 2011.



En la tarde de este miércoles se realizó el acto de colación de los 336 agentes de la Policía de la provincia de Santa Fe, que se recibieron como Técnicos Superiores en Seguridad Pública del Isep (Instituto de Seguridad Pública).

El acto que se realizó en el auditorio del Colegio Inmaculada, en San Martín 1540 en la ciudad de Santa Fe, estuvo encabezado por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro; la subsecretaria de Formación y Desarrollo policial, Ana Viglione; el director provincial del Isep, Aniceto Morán, y el jefe de la fuerza, Luis Bruschi, entre otros.

Durante la entrega de diplomas el ministro de Seguridad se dirigió a los egresados para destacar la importancia de la formación en la carrera policial y afirmó: “El desafío es seguir trabajando para garantizarle a nuestra sociedad la posibilidad de tener una mayor seguridad, la posibilidad de vivir más seguros y de vivir en paz. La principal tarea la tiene la Policía de la provincia y con profesionalismo, formación y educación indudablemente lo vamos a poder llevar adelante”, sostuvo.

Asimismo, el funcionario instó a los efectivos a continuar en el camino de la capacitación: “Quiero pedirles que no se detengan aquí, que puedan continuar formándose y que continúen apostando a que cada día puedan sacar lo mejor de sí mismos para servir a la sociedad”.

“Necesitamos una policía moderna -continuó-, una policía diferente, que sea proactiva y que se adelante al delito; en ese camino estamos, y allí debemos ir juntos porque hoy tienen el respaldo de un estado que los insta a seguir adelante”, concluyó Pullaro.

A su turno, el director del instituto, Aniceto Morán dijo: “Hoy vemos reflejados en estos 336 jóvenes egresados, a quienes seguramente, en un futuro, conducirán de la Policía de la provincia de Santa Fe”.

Además, el directivo indicó que “como técnicos superiores en Seguridad son especialistas en proteger las libertades, los derechos y las garantías de los ciudadanos: son profesionales en seguridad que hoy asumen el compromiso hacia la sociedad de protegerlos y garantizarles la seguridad”.

SOBRE LA TECNICATURA

El objetivo de la tecnicatura es la especialización de la carrera de Auxiliar en Seguridad, con una formación para la dirección y administración institucional y la conducción de recursos humanos. La duración es de un año y los auxiliares deben tener como mínimo dos años de trabajo en la fuerza.

El título tiene validez nacional y el gobierno de Santa Fe reconoce desde lo salarial el certificado, con el pago de un plus para estos profesionales. Además, aquellos agentes que egresan reciben un mayor puntaje para el concurso de los ascensos. Los egresados reciben un título de grado que es el paso previo a la Licenciatura en Seguridad Pública.

La tecnicatura que ofrece la provincia, a través del Instituto de Seguridad Pública, apunta a la formación profesional de los agentes. Quienes se anotan para el cursado de la carrera lo hacen en forma voluntaria y para adquirir una mayor capacitación que brinda la provincia a quienes quieran perfeccionarse.

El objetivo principal de la oferta académica persigue la premisa planteada por el Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, de “tener una fuerza policial cada vez mejor formada y capacitada para prevenir el delito”.

Asimismo, la formación que se da desde el Isep busca crear espacios de motivación y reconocimiento de esfuerzos que marquen la recuperación de la mística de la familia policial.