Martes 12 de Diciembre, de 2017
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

23/11/2017

Provinciales | Judiciales | Intervino Interpol

Investigan a un santafesino de 18 años por grooming en perjuicio de una menor española

El viernes se realizó un allanamiento en una vivienda de barrio Sargento Cabral en la que vive el joven. Lo llevó a cabo personal de la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal. La fiscal Yanina Tolosa investiga el caso a partir de una denuncia realizada por la víctima, y en la que intervinieron Interpol Madrid e Interpol Buenos Aires.

Un joven santafesino de 18 años es investigado por la fiscal Yanina Tolosa por la presunta comisión del delito de grooming. La investigación se inició a partir de una denuncia realizada el 31 de julio en la ciudad española de Pamplona (provincia de Navarra) por una adolescente menor de edad.

El pasado viernes, la fiscal Tolosa ordenó la realización de un allanamiento –con la debida autorización judicial– en una vivienda ubicada en inmediaciones del Parque Federal, en el barrio Sargento Cabral de la capital provincial. Las tareas fueron realizadas por personal de la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal, que secuestró tres netbooks con la inscripción “Conectar Igualdad”; tres teléfonos celulares; dos CPU y una cámara de fotos digital.




Engaño

“El joven santafesino se contactó con la víctima, le solicitó imágenes de índole sexual y logró que la adolescente se las diera. El pedido de fotografías continuó, pero bajo amenazas de viralizar en Internet las imágenes que ya había obtenido”, explicó la fiscal. Tolosa agregó que “para conseguir las primeras fotos y engañar a la víctima, el joven santafesino se hizo pasar por una adolescente de la misma edad que la menor española, y recién dio a conocer su verdadera identidad cuando empezó a coaccionarla”.

La funcionaria del MPA precisó que “el fundamento del allanamiento realizado el pasado viernes surge de la denuncia por el delito de grooming hecho por la víctima española, lo que motivó la intervención de Interpol Madrid e Interpol Buenos Aires, que derivaron el caso a la Policía Federal”, explicó Tolosa. “La investigación permitió confirmar que una línea telefónica con característica de la ciudad de Santa Fe fue la que se utilizó para establecer el contacto con la víctima y, en virtud de las tareas de inteligencia, se localizó el domicilio a allanar”, agregó la fiscal. En tal sentido, aclaró que "el joven fue identificado pero transita el proceso en libertad".


Cuidados

Tolosa destacó que “los niños, niñas y adolescentes son unas de las prioridades de la nueva Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual que dirige Mariela Jiménez”. En tal sentido advirtió que “la tecnología nos permite transmitir información desde un punto del planeta hacia otro en cuestión de segundos. Estas herramientas también son utilizadas para cometer delitos, cuyas víctimas pueden ser niños, niñas o adolescentes”.

En el mismo sentido, la fiscal advirtió que “en el grooming, el agresor está detrás de la pantalla, en la virtualidad de alguna red social. Hay que ser muy precavidos con nuestros hijos, porque creemos que están protegidos dentro de casa, y pueden estar siendo víctimas de delitos en la computadora”.

Por último, recomendó a los adultos que “estén atentos. Es nuestra responsabilidad interiorizarnos de qué se tratan estos nuevos delitos y luego hablar del tema con ellos”.


Qué dice la ley

El Código Penal incorporó en 2013 el delito conocido como grooming. El artículo 131 establece que “será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.