Martes 23 de Mayo, de 2017
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

26/05/2016

Reconquista | Sociales | Trabajo de una Organización Social

Mesa de encuentro barrial, una Organización Social

Integrantes de la Mesa de Encuentro Barrial. Integrantes de la Mesa de Encuentro Barrial.

Organizaciones sociales, que comienzan por diferentes necesidades y que responden a ellas.

La Mesa de Encuentro Barrial es una organización Social que integra diversas necesidades y por ende, diferentes alternativas para salir adelante en conjunto como una sociedad capaz de proyectar y conectarse con el otro.

El Departamental del Norte, se reunió con una de las integrantes de la Mesa de Encuentro Barrial, Ana María Quiroz que además es estudiante del Profesorado Ángel Cárcano y desde allí también integra la organización MILES. MILES, Movimiento Nacional Latinoamericanista Estudiantil es un movimiento político gremial que nuclea a agrupaciones de estudiantes universitarios, secundarios y terciarios de todo el país. Forma parte del Encuentro Nacional Popular Latinoamericano –ENPL-. Tiene presencia en variadas Universidades, Colegios Secundarios y Terciarios del país y de la Ciudad de Buenos Aires.

Quiroz participa hace cuatro años de la Mesa de Encuentro Barrial y dice: “Los objetivos de la Mesa es construir una organización territorial, que surjan a partir de una cuestión problemática. Anima a que los mismos implicados puedan crear sus propias herramientas a través de una formación específica que tenga que ver con cada uno de los frentes”.

Ana hace hincapié que la Mesa apunta a la dignificación del trabajo, por ello apoyan y desarrollan el “emprendimiento como una forma de vida, y de trabajo, en oposición de una política asistencialista, siempre generando proyectos propios”.

Las necesidades contadas en primera persona, con la necesidad de trabajar en conjunto con otros, para salir adelante. La Mesa se centra en los barrios, de esta manera se focaliza en las necesidades que tiene el territorio, un trabajo que significa estar en el territorio y entender la realidad con los habitantes de esos barrios, en sus propios contextos.

Para construir democracia, es elemental una mirada política de la realidad, es necesario, dirá Quiroz: “Ir trabajando la formación política, consideramos que todo nos atraviesa políticamente, las decisiones que tomemos, es necesario que sean decisiones políticas. Decisiones con proyección en un futuro que seamos capaces de construir”

Desde sus inicios la Mesa brindo alternativas ante una situación adversa, su nacimiento se marcará en un hito de la historia de Argentina, La Crisis del 2001. Desde ese momento la Mesa se encargó de generar un trabajo genuino para sostener la vida, para ver la vida desde una proyección desde la dignificación. Vecinos organizados, buscando y trabajando para soluciones.

“En el marco que se vayan todos, comienza a resurgir la Mesa, junto con otros movimientos sociales, - afirma Ana - como organización nos planteamos ir por afuera de los partidos políticos y de las empresas, trabajar en los barrios, realizar distintos emprendimientos y proyectos. En 2002 se hizo una movilización y en donde fueron surgiendo otras actividades, surgimiento de una revista dar a conocer todo el trabajo de la organización en sí”

“Reconquista y la zona tiene un caudal muy bueno de organizaciones sociales, luchas en común, por ello estamos permanentemente articulando con otras organizaciones, porque sostenemos que la dignificación es a partir del trabajo, y de esta manera se puede revalorizar el norte santafesino con la construcción de ciudadanía”

Desde Reconquista se realiza mucho, “Capacitaciones permanentes profesionales o compañeros, además contamos con el apoyo de compañeros de diferentes sectores. Enmarcar nuestras necesidades en un proyecto, a través de clases de apoyo en los barrios, dentro de unos establecimientos, generando espacios, comedores por ejemplo con la copa de leche Barrio Nueva Fe que recibe a 20 chicos aproximadamente, con el proyecto de serigrafía para los jóvenes. Además del emprendimiento de costura el Bº Guadalupe y un trabajo con los chicos del barrio a partir de un Ingenia que lleva adelante actividades recreativas y deportivas”.

Un movimiento que integra diferentes esferas de la sociedad, porque son parte de ella, porque la constituyen y la dignifican, porque buscan un camino en común para problemas que desde afuera podrían ser comunes, pero no lo son, cada barrio tiene su realidad, cada familia, la suya, y cada movimiento su lucha. Ana Quiroz dirá que “Las luchas nos dignifican, nos convocan, organizarnos para poder llevar adelante esas luchas para emanciparnos y eliminar la concepción del individualismo”

Participación en el Foro Provincial de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar de la Provincia de Santa Fe

“Dentro de la organización hay varios frentes, - Explica Quiroz- uno es el Frente Institucional está llevando un trabajo en conjunto con la Secretaría de Economía social y desarrollo territorial de la provincia, trabaja en articulación con el , así que ya venimos proyectando con el

Sobre su papel en Foro, Ana cuenta: “Llevamos adelante el trabajo de tallerista, fue muy interesante, el objetivo principal fue rescatar la voz de los pequeños productores en primera persona, para hacer un diagnóstico como se encuentra actualmente el pequeño productor, en el marco que nos encontramos hoy, en la . Es necesario trabajar en conjunto con la provincia. Además de reencontrarme con mis raíces, un desafió. Nos dimos cuenta cuánto desconocemos de lo cercano es una preocupación que merece una atención y ocupación”

Finalmente, la tallerista e integrante de la Mesa de Encuentro Barrial dijo: “Dentro de la alerta en la que estamos sumergidos, se rescató de que solos no se puede, el que posee un pedazo de tierra tiene algo sumamente valioso en las manos. El mal es momentáneo, esa cuota de esperanza que tiene los productores, que son conscientes de la riqueza que tienen para desarrollar a pesar de las adversidades. También pudimos ver que se realizaron y se realizan obras sin tener en cuenta un análisis ambiental, debemos rescatar la mirada del técnico, el ambientalista pero no desmerecer la mirada del baquiano. Apuntamos a un desarrollo rural en articulación con otros sectores, nos debemos apropiar de la agricultura familiar, y llegar a una soberanía alimenticia”

Una mirada sobre la realidad, un trabajo sobre esa misma realidad para cambiarla, para transformarla, en conjunto como hombres sociales, como sociedades enfrentando problemas. Una organización que nace no sólo por la necesidad, sino por el imperante de hacer algo, por desarrollar, construir, valorar y dignificar. Trabajo, esperanza y cooperativismo.