Lunes 23 de Abril, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

05/11/2012

San Cristóbal | Economía | Se viene el verano!!!

Los aires acondicionados vienen con 20 % de aumento

Foto ilustrativa Foto ilustrativa

Es el incremento promedio que tienen los equipos respecto de la temporada pasada. Los aparatos más económicos parten de los $3.000. Además está el costo de la instalación, que ronda los $600.
Para pasar un verano fresco en nuestra zona es casi indispensable contar con un aire acondicionado.

Si el año pasado no llegó a hacerse de un equipo, este año deberá desembolsar un 20 por ciento más en promedio (las diferencias en los porcentajes se pueden dar por la variedad de marcas y modelos). La oferta de equipos arranca desde los 3.000 pesos para uno de 2.150 frigorías. Un aire de 2.700 frigorías hoy se puede conseguir por 3.299 pesos, mientras que en junio de este año ese mismo equipo valía 2.500 pesos. Mientras que si se necesita enfriar un ambiente muy grande ya se tiene que pensar en un equipo de 5.500 frigorías, que ronda los 6.000 pesos.


Una de las ventajas en la mayoría de las cadenas de electrodomésticos es que todas tienen financiación propia de hasta 24 meses y también existen algunas promociones con tarjeta de crédito.

Sin embargo, y a pesar de esas ventajas financieras, hasta el momento no hubo una gran demanda. “Lo que pasa es que la gente es hija del rigor. Hasta que no tenés cuatro días de mucho calor las ventas no arrancan”, explicó a este medio un comerciante del rubro.


Las magras ventas se hacen notar aún más si se las compara con lo que sucedió en 2011. “El año pasado las ventas comenzaron en septiembre y octubre. Fue un año muy caluroso y eso ayudó a levantar las ventas. Lo mismo nos pasó un enero en el que hubo cuatro días de calor intenso y la gente salió toda junta a comprar los aires acondicionados”, añadió.


Pero al momento de hacer una inversión monetaria tan importante es conveniente tener en cuenta algunos detalles. Un instalador de equipos desde hace más de 10 años, dijo que lo primero que hay que fijarse es en la calidad del producto. “Tiene que ser una marca que siempre haya estado fabricando productos para frío. Entre las más conocidas están BGH, Surrey, Carrier”, especificó.


Además destacó que una de las ventajas de comprar productos de primeras marcas dedicadas a sistemas de frío es que se consiguen repuestos originales. Mientras que para las demás, los técnicos tienen que realizar adaptaciones si no se consiguen los repuestos.


Otra clave para tener un buen rendimiento es que la instalación esté bien hecha. “Si lo colocan al ras del piso no se siente, porque el frío baja. No tiene que estar pegado al techo ni muy bajo. Además se tiene que trabajar con buenos materiales”, advirtió.


“Un consejo que puedo dar es que pregunten claramente si por la instalación les van a dar garantía. En los trabajos que yo hago doy un año de garantía sobre la instalación, no sobre el equipo. Si una soldadura que hago en los caños se termina rajando por vibración, yo eso lo reconozco. Pero si se pincha un caño dentro del equipo, cosa que nosotros no tocamos, eso es problema del fabricante”, aclaró.


En algunas cadenas de electrodomésticos tienen un costo estimado de las instalaciones que pueden ir desde los 300 pesos (sin materiales) a los 3.000 pesos. Los equipos de más de 4.500 frigorías tienen una instalación mínima de 600 pesos (sin materiales). Ahí empiezan a jugar detalles como si se necesitan ménsulas, la cantidad de metros de caños, si el instalador se debe colgar en altura.


Los instaladores particulares también arrancan desde los 300 pesos para los aires más chicos. Sin embargo, hoy la mayoría está cotizando ese trabajo cerca de los 600 pesos incluyendo los materiales y 750 pesos para los equipos de 4.500 a 6.000 frigorías. Si el lugar donde se va a colocar el aparato no cuenta con una instalación eléctrica adecuada, se deben sumar otros 150 pesos aproximadamente.


Por último, para tener una referencia de un equipo de cuántas frigorías se necesitan para enfriar una habitación normal (sin muchas aberturas de vidrio y con cielo raso que permita una aislación de la chapa del techo), el cálculo es el siguiente: se deben obtener los metros cuadrados del lugar (multiplicar lado por lado), multiplicar ese número por la altura de la pieza y, a ese número multiplicarlo por 60. El resultado sería la cantidad de frigorías que se necesitarían para ese espacio de la casa. Si no es una habitación convencional, lo mejor es consultar con un especialista.