Jueves 21 de Junio, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

17/12/2015

San Cristóbal | Policiales

El hombre imputado de matar a su padre en San Cristóbal tiene una grave alteración mental

Precaria vivienda donde convivían padre e hijo. Precaria vivienda donde convivían padre e hijo.

Por tal motivo, el juez Hugo Tallarico ordenó informar a la Justicia Civil para que resuelva en torno a su internación y tratamiento. Fue en la audiencia de medidas cautelares realizada ayer. La fiscal del MPA Hemilce Fissore había solicitado la prisión preventiva.

El hombre de 31 años –cuyas iniciales son C.M.B.– imputado de asesinar a su padre en las afueras de la ciudad de San Cristóbal fue puesto a disposición de la Justicia Civil para que resuelva acerca de su internación y tratamiento. La decisión fue tomada por el juez penal Hugo Tallarico a raíz de que el imputado "sufre una grave alteración o insuficiencia de sus facultades mentales que lo tornan peligroso para sí o para los demás".


El magistrado tomó la decisión en el marco de la audiencia de medidas cautelares realizada ayer en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de San Cristóbal. La fiscal del MPA que investiga el caso, Hemilce Fissore, había solicitado la prisión preventiva de C.M.B.


Muerto a golpes


La fiscal Fissore imputó el lunes pasado a C.M.B. por el delito de homicidio calificado por el vínculo a raíz del crimen de su padre, Juan Carlos Bravo, de 65 años. Ocurrió el pasado sábado en horas de la tarde en el barrio Pellegrini de San Cristóbal, ubicado en una zona sub urbana de ésa ciudad cabecera del departamento homónimo.


El homicidio se produjo a raíz de numerosos golpes en la cabeza propinados a la víctima con un hierro de aproximadamente 70 centímetros de largo y con trozos de ladrillo. El cuerpo sin vida de Bravo fue encontrado a escasos metros de una vivienda precaria en la que vivía con su hijo.