Lunes 23 de Octubre, de 2017
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

07/06/2016

San Cristóbal | Revancha | Liga Rafaelina

En un “Clásico” esperado, Rojos y Naranjas hicieron parda

Imágenes del partido. Imágenes del partido.

y Unidad empataron sin goles en la fría tarde del domingo.

y Unidad empataron sin goles en la fría tarde del domingo. Fue el primer punto del CUS en el torneo. El Rojo todavía no ganó y quedó lejos de la lucha por el torneo. Párrafo aparte para el gran comportamiento de los jugadores e hinchas.

Cuánto hacía que se venía hablando de la 3era fecha. Cuanto tiempo se esperó para que San Cristóbal vuelva a tener un clásico oficial, aunque varios hinchas de no quieran reconocer el partido como clásico aduciendo que su clásico es Dhó. Mucho se habló, se especuló. Varios fueron a ver un goleada del Rojo (el que diga que esto no es cierto, miente), pero sin embargo se llevaron un sorpresa, porque Unidad hizo pata ancha y se llevó un punto de Barrio Rivadavia, y no es un punto más, es el primero en la historia de los de San José dentro de la de , es la primer cosecha de un equipo que busca despegar, y encima lo consiguió ante su rival “clásico”, ese que era (sigue siendo) candidato al título, por eso tiene doble mérito.

Con tribunas repletas, con el sector visitante colmado, con hinchas neutrales que fueron a ver un espectáculo deportivo, con este clima de fiesta se jugó el partido ansiado.

Créame que Unidad cambió, fue el día y la noche en relación al partido con Tiro Federal de Moisés Ville, todo lo que criticamos 7 días atrás lo corrigió casi a la perfección. Michelassi tomó nota de los errores, formó un equipo más compacto, más corto, paró un alineación de atrás hacia adelante sabiendo que iban de punto, entendió que primero tenía que defender el cero en su arco y después ver como lastimar. Dos líneas de 4 bien paradas que se movían al compás de Adrián Videla quién marcó los tiempos de la Naranja; cuando Chami presionaba, el equipo presionaba, sino esperaban y recuperaban la pelota en la zona de la defensa, por eso tanto Andermatten como Carruega terminaron siendo figuras (un escalón debajo de Videla), tiempistas, cautos, fallando en pocas. Ataide (mientras estuvo en cancha) también fue otro de los pilares importantes; la semana pasada había jugado de 9, el puesto no lo sentía, y el DT lo hizo jugar de volante por izquierda, es decir que jugó en su puesto, simple y sencillo. Con esos detalles Unidad complicó a , un elenco de Álvarez desconocido, que manejó en gran parte del partido la pelota, pero que no supo qué hacer con ella, no logró romper la estructura defensiva, fue mucho por el medio y casi siempre terminó chocando con la dupla central.

En la pasividad del partido Unidad tuvo la primera. Izaguirre sorprendió con un remate de 35 metros, nadie lo esperaba, Brian Oro retrocedió rápido, alcanzo a rasguñar la pelota y la misma dio en el travesaño y se fue al córner. El plan estaba saliendo a la perfección, resguardar el arco y atacar cuando se podía, y eso ponía (y puso durante todo el partido) incómodo a que en esos primeros 45 tuvo dos jugadas claras; un disparo de Caballero desde afuera que se fue un metro afuera, y un tiro en el travesaño de “Curli” en la última jugada del PT.

En el complemento Unidad resignó toda posibilidad de ataque. Ya había hecho dos variantes por lesión, habían salido Menardi y Ataide, y la idea era aferrarse más que nunca al plan. La estructura de juego era 4-5-1, entregó el dominio de pelota y se defendió tan bien que fue un equipo insípido, por más que puso gente en el ataque nunca supo como vulnerar esa defensa, la única clara de gol llegó a los 43, cuando Gino Simonatti tuvo en sus pies la victoria, pero el arquero Paredes envió la pelota al córner con una gran tapada.