Jueves 18 de Enero, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

18/12/2014

Santa Fe | Actualidad | Bendición para la familia Martínez – san Cristóbal – santa fe

A un año de la muerte de Serena, la familia celebra la vida con la llegada de Justina

Sus papás, Facundo y Verónica, dijeron que «Al nombre Justina lo había elegido Serena», contaron. Sus papás, Facundo y Verónica, dijeron que «Al nombre Justina lo había elegido Serena», contaron.

El sábado nació la hermana de la nena fallecida en diciembre de 2013, luego de que fuera alcanzada por una bala proveniente de un tiroteo en Alto Verde en el club Regatas. Sus papás, Facundo y Verónica, dijeron que «Al nombre Justina lo había elegido Serena», contaron. 

Justina Martínez nació este sábado 13, a las 8.31, por parto normal, en un sanatorio privado de la Recoleta de la ciudad de Santa Fe. Si bien en la capital provincial hay alrededor de 2.500 nacimientos al año, el de esta pequeña cobra un sentido diferente para muchos santafesinos porque se trata de la hermana de Serena, la nena de seis años fallecida hace un año, herida en el club Regatas por una bala procedente de un tiroteo que tenía lugar en Alto Verde.

Sus papás, Facundo y Verónica, accedieron a una entrevista con Diario UNO sin la intención de llegar a un título periodístico, sino con ganas de compartir la buena noticia con esas tantas personas que en estos meses les brindaron mensajes de apoyo y aliento en la búsqueda de justicia; y que sintieron casi como propio el dolor de la familia.

«El viernes a la noche los dos teníamos despedidas de año por separado. Cerca de las 3.30 a 4 me empecé a sentir mal y llamé a Facu, pero pensé que todavía no era el momento, porque la fecha probable de parto era el 31 de diciembre. Rompí bolsa, llamé a la partera, a las 7 llegamos al sanatorio y una hora y media después nació», relató Verónica Mammarelli.

«El nombre lo eligió Serena. Ella siempre decía que cuando tuviera una hermanita quería que se llame Justina. De varón nunca decía nombre. Por eso, ni bien nos enteramos que iba a ser nena, en la segunda ecografía, decidimos que iba a ser Justina», agregó.

Facundo Martínez, el papá, se refirió al difícil momento en que llega esta nueva integrante a la familia: «Estábamos muy ansiosos. Cuando ella me llamó para decirme que había roto bolsa fue una sensación emocionante, pero es contradictorio porque hace pocos días se cumplió un año de lo de Serena. Fueron muchas cosas juntas y nos generaron sentimientos encontrados». 

«Yo presencié los dos partos y cuando tuve a Justina en brazos me surgió una emoción muy grande, porque me imaginaba a Serita con nosotros, que tanto esperaba a su hermanita», acotó.

—¿Cómo fue compatibilizar por un lado la lucha por justicia por Serena y la sensibilidad propia de un embarazo?

Facundo: Fue un año muy fuerte, pero lo pudimos llevar adelante por la familia y los amigos que nos acompañan. La gente demuestra un montón de cosas. Los mensajes de apoyo nos asombran. En el sanatorio nos felicitaban los médicos, enfermeras, la partera, todos emocionados. Diciembre nos tomó agotados. Pero desde este fin de semana somos otras personas. Yo suspiro ahora y pienso en que por fin llegó una buena noticia con Justina.

Más allá de coincidir en la alegría por el nacimiento de su hija, Verónica remarcó: «De todas maneras, no dejamos nunca de pensar en que deberíamos ser cuatro en vez de tres».

Sobrevivir

Entre las patas de la mesa y las sillas salta Falucho, la mascota de la casa. El simpático schnauzer saluda a las visitas y mantiene las orejas en alto, custodiando a la pequeña Justina.

«Serena solía asomarse al tapial para saludar a los vecinos, que tienen un perro como él. Ellos le dijeron que cuando tuvieran cachorros le iban a regalar uno y cumplieron. Se lo dieron el 11 de noviembre de 2013 y ella falleció el 5 de diciembre», relató el papá.

Como este, otros tantos recuerdos se agolpan en los relatos del matrimonio en cada paso. Los lugares por los que andaba en bicicleta, donde saltaba o simplemente se sentaba junto a ellos. La mirada se enrojece unos segundos nada más en los dos, pero con los labios aún temblando sonríen y siguen adelante. Hoy por las dos: Serena y Justina.


Juntos

Facundo y Verónica están casados hace 10 años. Ambos son oriundos de San Cristóbal, pero en su ciudad solo se conocían de vista. Él vino a vivir a Santa Fe muchos años antes que ella. Cuando ella llegó a la capital provincial para estudiar, se reencontraron y comenzaron el noviazgo. Un año después daban el sí matrimonial.


La causa

En relación a la causa judicial que se lleva adelante para determinar las responsabilidades en el fallecimiento de Serena, Facundo Martínez explicó: «Estamos esperando el juicio oral. En febrero podría haber una fecha. Hasta ahora hay seis procesados y dos menores de edad en libertad».