Sábado 20 de Enero, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

05/03/2014

Santa Fe | Actualidad

Ir a estudiar en Santa Fe cuesta $5.412

El informe marca que los aumentos más significativos se dieron en los rubros vivienda y alimentación, que son las erogaciones más grandes. El informe marca que los aumentos más significativos se dieron en los rubros vivienda y alimentación, que son las erogaciones más grandes.

El cálculo lo realizó el Observatorio Social de la UNL sobre la erogación mensual de un estudiante de nivel superior. Los alquileres y la alimentación fueron los que más aumentaron.

En los primeros días del año se publicó un revelamiento propio sobre los costos de venir a estudiar una carrera superior a Santa Fe. En ese momento, según los precios relevados en el mercado, se estimó un gasto mensual de 3.700 pesos. Ahora la Universidad Nacional del Litoral (UNL) difundió un estudio realizado sobre ítems similares pero después de la devaluación de enero y allí se muestra que el costo estimado es de 5.412 pesos.

Según el trabajo realizado por el Observatorio Social de la casa de altos estudios, la canasta universitaria aumentó un 45,5 por ciento con respecto a febrero de 2013. Una cifra que alarma a quienes analizan la posibilidad de instalarse en la capital provincial para iniciar sus estudios. »Éste es el aumento más grande que se registró en los últimos diez años», remarcaron desde la UNL. Cabe recordar que la universidad releva anualmente el costo mensual que debe invertir un ingresante que llega desde el interior de la provincia a estudiar a Santa Fe.

Un medio santafesino relevó que en enero, antes de los anuncios nacionales que dispararon los precios en casi todos los rubros, un estudiante necesitaba 3.700 pesos para vivir por mes; hoy la UNL marca que en febrero la canasta universitaria se incrementó unos 1.700 pesos. En el sondeo se tuvo en cuenta el gasto promedio en alimentos, transporte, servicios, higiene personal y limpieza, salud y vivienda. Al interpretar este valor, se debe tener en cuenta que estos son costos promedio de una canasta básica de referencia típica de estudiante universitario que no es de Santa Fe y que inicia los estudios y debe instalarse en la ciudad capital.

 

Lo más caro

El informe de la UNL marca que los aumentos más significativos se dieron en los rubros vivienda y alimentación, que son las erogaciones más grandes que tienen que realizar los estudiantes para vivir en Santa Fe. Alquilar un departamento de un dormitorio en la zona denominada «entre bulevares» este año cuesta 2.767 pesos, cifra que representa un 67,7 por ciento más que los 1.650 pesos del año pasado.

En tanto, para alimentarse de forma casera y pagar el gas y la electricidad, un estudiante deberá disponer de 1.787,10 pesos en promedio. En 2013 el monto era de 1.236,90 pesos es decir que aumentó un 44,5 por ciento. El otro rubro que tuvo un aumento considerable es el de la medicina prepaga. Sin embargo, como la UNL ofrece un servicio de calidad de atención médica al estudiante universitario, en la canasta de este año ese servicio es de costo nulo para el nuevo inscripto.


Material de estudio y transporte

Dentro de los gastos que un estudiante universitario tiene que realizar para el cursado de su carrera está el del material de estudio. Para este relevamiento se ha tomado el costo de 500 fotocopias sin anillar más artículos básicos de librería y el monto promedio es de 208 pesos. Por otra parte, es fundamental que un universitario cuente con Internet y, para navegar unas 16 horas mensuales en un ciber se debe disponer de 180 pesos. En materia de transporte se considera la situación de que el alumno se traslade una vez por mes a su ciudad de origen a visitar a sus familiares. En ese sentido se tuvo en cuenta a los alumnos que provienen principalmente de ciudades del interior de la provincia como ser Rafaela, Venado Tuerto, Reconquista, Tostado, Vera, Ceres o de alguna localidad cercana de Entre Ríos. En tanto, para el traslado del alumno desde su casa a la facultad se estiman 40 viajes –ida y vuelta– en colectivo urbano al mes. De esta manera, el costo promedio que un estudiante tiene en viajes es 196 pesos. En 2013 ese costo era de 173 pesos. Otras de las necesidades que tienen los estudiantes para mantener su hogar es la limpieza e higiene. Así, el gasto de artículos de higiene personal y limpieza asciende a 114 pesos en promedio por mes (en 2013 era de 74,70 pesos). En recreación (una entrada cine, una salida a tomar algo y una entrada a boliche) un joven puede gastar en promedio 160 pesos mensuales (en 2013 era de 145 pesos).

Consejos para ahorrar

Si bien la cifra de 5.412 pesos puede parecer inalcanzable para cumplir el sueño de estudiar una carrera universitaria, hay que decir que este dato es un promedio y se tiene como referencia que el estudiante vivirá solo y no compartirá gastos con otras personas. Por eso, entre los consejos para abaratar el costo de vida, se puede mencionar el compartir la vivienda con otros estudiantes o residir en pensiones. Por otra parte, al momento de elegir el lugar a vivir se puede recorrer las inmobiliarias para encontrar alguno que esté ubicado cerca de la facultad en la que se cursará y así ahorrar el costo en transporte urbano. Por otra parte, la UNL brinda a estudiantes diferentes becas de estudio a aquellas personas que la necesiten y cumplan con las exigencias académicas requeridas (se puede ingresar en

www.unl.edu.ar/becas para tener más información).


Comedor y Salud

La casa de estudios dispone para toda su comunidad universitaria de un Centro de Salud de atención primaria que es totalmente gratuito. Este centro cuenta con consultorios externos para una variada gama de especialidades médicas, además de servicio de enfermería y laboratorio. Junto con la atención clínica, dentro de las especialidades se destacan traumatología, ginecología, otorrinolaringología, cardiología, kinesiología, nutrición, odontología y oftalmología. El Comedor Universitario es otra de las opciones que la comunidad universitaria en su conjunto puede disponer. Así, la casa de estudios brinda un menú diario cuya la calidad es supervisada y auditada por profesionales de la salud. El comedor tiene sede en el Predio UNL- y en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en Santa Fe, y en el Campus Fave en Esperanza. Como el costo para estudiantes es realmente accesible, el monto de alimentación de la canasta puede verse disminuido.