Jueves 18 de Octubre, de 2018
  1. Todo
  2. Deportes
  3. Política
  4. Actualidad
  5. Policiales
  6. Mas Secciones
  7. Noticias de tu ciudad
  1. Carnavales
  2. Cultura
  3. Economía
  4. Educación
  5. Empresariales
  6. Espectáculos
  7. Gremiales
  8. Informe especial
  9. Judiciales
  10. Legislativas
  11. Obras Públicas
  12. Producción
  13. Pueblo a Pueblo
  14. Salud
  15. Servicios Públicos
  16. Sociales
  17. Sociedad
  18. Turismo

07/08/2014

Villa Ana | Actualidad

Falleció el Pbro. Armando Adolfo Yaccuzzi

Pbro. Armando Adolfo Yaccuzzi (QEPD). Pbro. Armando Adolfo Yaccuzzi (QEPD).

El obispado de Reconquista comunicó el deceso, a los 80 años, del presbítero Armando Adolfo Yaccuzzi, hasta su muerte párroco del Sagrado Corazón de Jesús, de Villa Ana, y asesor de la catequesis especial de la diócesis. Los restos del presbítero fueron velados en el templo parroquial de Villa Ana, donde se celebró una misa de cuerpo presente.

El obispado de Reconquista comunicó el deceso, a los 80 años, del presbítero Armando Adolfo Yaccuzzi, hasta su muerte párroco del Sagrado Corazón de Jesús, de Villa Ana, y asesor de la catequesis especial de la diócesis. Los restos del presbítero fueron velados desde las 21, en el templo parroquial de Villa Ana, donde hoy se celebró una misa de cuerpo presente.


Los restos del entrañable sacerdote fueron trasladados hasta el templo parroquial de Villa Ocampo, donde se rezó un responso. A las 17 está prevista otra misa en la catedral de Reconquista, y luego de la Eucaristía, se procederá a inhumar sus restos en el cementerio municipal de la ciudad sede.


La Iglesia en Reconquista elevó una súplica por el eterno descanso del sacerdote y dio gracias al Señor por su entrega y su servicio generoso.


El difunto fue asesor de la Junta Diocesana de Catequesis, párroco del Sagrado Corazón de Jesús, de Villa Ana; miembro del Consejo Diocesano de Pastoral, del Consejo Presbiteral y del Consejo Diocesano de Consultores; secretario canciller de la curia diocesana; capellán del Hospital Central de Reconquista; asesor de la curia eclesiástica, del equipo diocesano de catequesis especial y de la Asociación de Hombres de la Acción Católica.


"Sus aportes a la catequesis alcanzaron notoriedad nacional e internacional, especialmente a través de sus textos de catequesis familiar y su participación en la segunda semana latinoamericana de catequesis", recordó el presbítero José Luis Quijano, rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA).


"Por sobre todo esto, fue un sacerdote pobre entre los pobres -agregó el padre Quijano-. Su austeridad y su testimonio de vida sencilla y dedicada a quienes sufren dieron cuenta de ello. Fue catequista porque comprendió que, en el anuncio, se realiza un verdadero acto de caridad al prójimo. Con su vida enseñó que dar a conocer a Jesús ayuda a encontrar el sentido y la alegría de la vida en la certeza del amor de Dios".


"En este mundo conoció la felicidad de la entrega y ahora, en el cielo, vive las bienaventuranzas radicalmente como don que Dios hace a sus hijos, a quienes llama a gozar la felicidad para siempre. No vivimos su partida como una pérdida, sino con la seguridad de que, por la comunión de los santos, el padre Armando ahora intercede por su querida Iglesia de Reconquista, por toda la Iglesia y por sus compañeros catequistas", señaló el sacedote.