Carlos Parola inició sus tareas al frente del Ministerio de Salud

Sociedad 16 de diciembre de 2019 Por
En sus primeros días de trabajo, el funcionario se reunió con su equipo y aseguró que realizará un diagnóstico de situación durante los primeros 90 días de gestión. Parola indicó que lo hecho en los último años en salud fue positivo. 
unnamed (1)

Tras la jura como Ministro de Salud de la provincia de Santa Fe, el Dr. Carlos Parola, oriundo de la ciudad de San Guillermo, mantuvo una comunicación con este medio, en donde habló sobre muchos temas, explicó de qué manera estarán trabajando en esta nueva gestión, indicó cuáles son las principales preocupaciones en materia de salud y los futuros proyectos que desea llevar adelante, entre otras cosas. 

En primera instancia, sostuvo que utilizará los primeros 90 días en el cargo para realizar un relevamiento general de la situación de su área, de las problemáticas principales y estableciendo un orden de prioridades, pero, sin descuidar los temas urgentes que necesitan resoluciones inmediatas.

“Hay una dificultad económica seria que están teniendo nuestros prestadores de salud, hay dificultades en combustible para los traslados en ambulancias y hay deudas con los proveedores, lo que hace que se pueda resentir el sistema de salud. Tenemos que ir trabajando puntualmente y desactivando los problemas”.

El ministro elegido por el Gobernador Omar Perotti, se diferenció de la gestión anterior, destacando y analizando las cosas que se hicieron anteriormente, cuando Andrea Uboldi era la ministra durante el gobierno socialista. Entre las gestiones positivas, resaltó la creación de nuevos hospitales y de programas que continuarán desarrollándose. Lo que aseguró es que trabajarán intensamente en la atención primaria de la salud. 

“Nosotros partimos del concepto que en materia de salud en estos últimos 12 años se ha trabajado y se han hecho cosas importantes. Hay cosas que están bien y las vamos a dejar, hay cosas que hay que mejorar y las vamos a tratar de hacer y hay cosas que modificaremos porque entendemos que las podemos hacer más eficiente. Desde mi punto de vista, quienes participamos en esta dura tarea de trabajar en la parte sanitaria tenemos la mejor voluntad para hacer que la salud crezca”.

En cuanto al ministerio de salud del gobierno nacional, el funcionario fue más crítico y expresó que “lo más grave es que se haya aceptado la caída de rango y que el ministerio se lo transformó en una secretaría. La salud no estuvo de la manera que debería estar en un gabinete en la agenda diaria, teniendo en cuenta la crisis social y económica del país”.

Otro de los conceptos que remarcó Parola fue que la salud tiene un progreso constante y una evolución considerable, teniendo en cuanto los avances tecnológicos y los conocimientos científicos en esta época. 

Estar el frente del ministerio de salud requiere de mucho compromiso, responsabilidad y conocimiento de todas las áreas que lo integran. Para cumplir con determinados políticas y objetivos, uno de los principales proyectos que impulsará el sanguillermino será crear delegaciones de salud por departamentos, argumentando que a los nodos de salud existentes les es difícil conocer la realidad de cada localidad. 

“Me gustaría lograr eso y que las delegaciones sean ágiles, dinámicas y estén cerca de las necesidades. Por ejemplo, el nodo de Rafaela maneja la realidad de los departamentos Castellanos, San Cristóbal y 9 de Julio, en donde hay diversidad sociocultural muy profunda. Lo vamos a presentar y debatir con los legisladores”.

A horas de asumir su cargo, el ministro ya se reunió con su equipo de trabajo para organizar las diversas tareas y volcarse de lleno en sus responsabilidades.  

Al ser consultado sobre si habrá cambios en las direcciones de los hospitales provinciales, Parola explicó que hay personas que renunciaron y debieron ser reemplazadas, y todavía resta sentarse a dialogar con demás directores. 

“Hay gente con la que vamos a conversar porque tienen el agotamiento del tiempo transcurrido, pero, mientras los directores de hospitales no sean militantes de un partido político, tengan ganas de trabajar, sean serios y sigan las pautas que nosotros establecemos no me dan ganas de cambiar de directores porque funcionan bien”.

Por último, el ministro manifestó su preocupación por el cierre de varias clínicas privadas en la provincia, lo que generó inquietud en la sociedad y en cada una de las comunidades afectadas. 

“Me preocupa y ocupa el cierre de los privados, queremos desarrollar un modelo de integración público-privada porque en muchos lugares hay pocos recursos, en otros también y si los sumamos podemos mejorar la calidad de todos nuestros recursos”, cerró en la entrevista

Boletín de noticias