El Departamental El Departamental

Reconocimiento y homenaje a mujeres sancristobalenses

Historias marcadas por la lucha diaria, la vocación y el amor a su familia. Este año, en el marco por el Día Internacional de la Mujer, el municipio destacó a Berta Mazzucco y Telma Peralta de Rogau.

Actualidad 09 de marzo de 2020 El Departamental El Departamental
IMG-20200309-WA0038

Como cada año y desde hace veinte años, el municipio local destaca a mujeres sancristobalenses en el marco del Día Internacional de la Mujeres. En cada oportunidad, instituciones u organismos proponen a determinadas personas por algún rol que cumplan dentro de la comunidad y quienes son elegidas reciben un reconocimiento y una placa en el parque Salvador López. Ya son muchas las mujeres que poseen sus nombres en ese lugar y en el 2020 se suman dos más: Berta Mazzucco y Telma Peralta de Rogau. 
Ambas han trabajado desde muy jóvenes, son mamás, son abuelas y además de las cosas lindas de la vida, están atravesadas por el dolor y la firme lucha junto a un familiar ante problemas de salud. 
Berta y Telma se enteraron a través de una nota del municipio que llegó al hogar de cada una e inmediatamente se emocionaron hasta las lágrimas por este cálido gesto. Sus familias fueron cómplices de la sorpresa, porque ya les habían contado con anterioridad pero guardaron el secreto hasta que llegó esa nota a sus manos. 
El gobierno municipal programó el homenaje para el día lunes 9 de marzo por la noche en el parque antes mencionado, ubicado en Belgrano y Juan B. Justo. Ellas reciben de parte del intendente Horacio Rigo y su equipo de trabajo, el reconocimiento en mérito a su aporte en la comunidad de San Cristóbal, acompañadas por sus familiares y amigos.  
El Departamental tuvo el placer de poder charlar con las mujeres destacadas sobre diversos aspectos de su vida, su rol como mujer y fundamentalmente la lucha y la entereza ante adversidades. 

Berta Mazzucco
Berta es la amiga que todos desearían tener, dispuesta a ayudar al prójimo sin medir las consecuencias, por el simple hecho de intentar calmar el dolor de una persona y vive muy feliz junto a sus cuatro hijos, su nieta y su adorado hermano Beto, quien padece Esclerosis Lateral Amiotrófica. Su vida se basa en la familia y desde hace años trabaja en una conocida panadería de la ciudad, allí conversa con cada uno de los clientes con una gran sonrisa y buen humor. 
Muy sorprendida resultó Berta cuando recibió la nota del municipio, “me agarró en shock porque no lo esperaba y estoy muy feliz. Llega en un momento complicado porque las cosas no están bien con mi hermano, es como que te da un aliento a seguir porque a veces te da ganas de tirar todo pero no. Mis hijos chochos, felices por esta noticia, ellos son un gran apoyo para mí y estoy orgullosa de ellos, soy de las personas que se emocionan con las cosas sencillas de la vida, ver en un acto a los chicos o a mi nieta en el primer día de clases se me llenan los ojos de lágrimas”.
Berta tiene 41 años, es una mujer fuerte y decidida, disfruta mucho de su familia y de su pequeña nieta que llegó en un momento especial de su vida y le da mucha fuerza para seguir adelante. 
“Me defino como una persona muy sencilla, en lo que puedo ayudar siempre colaboro y digo que si más allá de los obstáculos, no importan los tiempos, cuando se quiere y se hace del corazón todo se puede. En cuanto a mujer, soy muy luchadora y arrebatada sin medir las circunstancias, después me banco lo que se viene, pero la disfruto como se puede. Me llamó mucho la atención porque siempre se consagraron mujeres con trayectoria, mayores y me veo demasiado chica, no me lo esperaba. Esto da indicio de que estás haciendo las cosas bien”.
Por esta noticia recibió cientos de mensajes, llamadas y saludos felicitándola por el merecido homenaje. Las palabras de aliento y los saludos por celular, por red social o en la calle la llenaron de felicidad, algo que no tiene precio. 
Desde hace quince años, Berta vive con su hermano Beto Mazzucco, un hombre muy conocido y querido en la ciudad, que padece una terrible enfermedad hace veinticuatro años, pero, juntos luchan a diario y a la par. 
“En dadas circunstancias de la vida faltó mi papá que era la base de la familia, mi mamá decide irse a vivir a otra localidad, se vende la casa y quedaba Beto. Yo había armado pareja con el padre de mis tres hijos más chicos y mi hija más grande Barby me dice ¿y el tío? y decidí llevarlo conmigo. Todos los días es un pasito, sigue adelante y la lucha al lado mío. Hace ocho años que Beto está en la etapa final de su enfermedad, es una bomba de tiempo, porque, todos los días puede ser el último día. Él se levanta, va de la cocina a la cama, de la cama a la cocina, mira tele, ya no habla nada pero se hace entender conmigo y sus sobrinos”, relató Berta, quien ama incondicionalmente a su hermano, lo cuida y lo respeta. Realmente, estas son acciones para destacar.
Entre charla y charla, la homenajeada contó que le gusta jugar al vóley aunque por sus hijos y Beto se ve limitado su tiempo libre, lo cual la llevó a dejar el deporte por completo, pero, con la intención de retomarlo en algún momento. Además de su trabajo que disfruta y al cual está agradecida, la actividad física y mental es su cable a tierra.
“Este año deje vóley pero las intenciones de volver están y se disfruta mucho. Con respecto a mi trabajo, todos saben que trabajo en la panadería de Bernasconi, a quienes les agradezco mucho, si pasa algo con mi hermano ellos me apoyan y tuvieron muchas consideraciones conmigo como yo con ellos”, contó Berta a este medio agradecida y contenta por el reconocimiento. 

Telma Peralta de Rogau
Ahora es el turno de Telma Peralta, una persona cálida y de perfil bajo. Ella es maestra y con sus 71 años, hace catorce que está jubilada pero sólo de las aulas, porque continúa trabajando como docente particular y miles de chicos y grandes pasaron por su hogar buscando ayuda y contención. Además de trabajar durante treinta años en la docencia y de haber estado en todos los establecimientos educativos de la ciudad, Telma es escritora, poeta, le gusta pintar y leer. Tanto que a los ocho años, solita fue a la biblioteca y se hizo socia para poder leer libros. Recuerda que el primero fue Tragapatos de Constancio C. Vigil.
Como sucede con todas las homenajeadas, también se sorprendió al recibir la hermosa noticia del reconocimiento.
“Me llegó una nota, la leía y se me cayeron las lágrimas, me emocionó mucho, no me lo esperaba porque tengo la cabeza en otra cuestión. Este reconocimiento me encuentra metida en lo que siempre hice, como maestra a enseñar todo lo que es contenido, pero, antes de empezar a trabajar con cada persona que se sienta delante mío que ha llegado por alguna dificultad, trato de conocerlo y ayudarlo en ese aspecto. Me recibí de Maestra Normal Nacional, pero, tuve mis primeros alumnos cuando tenía diecisiete años, iba en cuarto año y una señora me pidió ayuda por sus mellizos”.
A lo largo de su vida, aprendió muchas cosas de cada uno de sus alumnos, sin importar la edad, excediendo su rol de maestra, porque, le ha tocado vivir situaciones de niños o niñas que tenían problemas en la casa y decidía ayudarlos. Al trabajar también en muchas escuelas, conoció las distintas realidades de los barrios y las situaciones en las que vivían los chicos y chicas. 
“Hace veintinueve años continuos de esto que yo hago, ayudar a chicos, grandes, de primaria, de secundaria, policías, enfermeras y chicas del profesorado que necesitan un apoyo. Son desafíos, primero ver qué les pasa, por dónde van, cuáles son las dificultades y a qué se deben. Mi trabajo siempre fue ese, ayudarlos en ese sentido y después en el conocimiento y contenido. Yo nunca trabajé por hora y me pagaban algunos, lo hago por vocación. Hay chicos que iban solo a charlar y a que los escuche, recuerdo que sólo a un chico no pude llegar, hace cinco años, él estaba mal y quedé tocada por esa situación. Fui superándolo y en esta etapa he tenido distintas clases de chicos. Como maestra trabajé en la escuela Santo Domingo treinta años, empecé en la escuela de Las Avispas, después fui a otro pueblo y acá trabajé en todas las escuelas menos en Barrio Dho”, narró Telma acerca de sus vivencias en la docencia junto a sus alumnos que la recuerdan con mucho cariño. 
Además de ser profesora, es mamá de Daniel, Diego, Romina y Melisa, por supuesto que orgullosa de ellos y del camino que eligieron para sus vidas. Si bien cada uno decidió desempeñarse en diversas profesiones, están todos ligados a la educación y a la docencia, esa vocación que conocen desde que nacieron. Sus hijos le han regalado siete nietos y es bisabuela de tres hermosos pequeños, a quienes también los ayuda en lo que necesiten. 
Una de sus luchas diarias y con alma de guerrera es lo que atraviesa junto a su querido esposo, quien padece Alzheimer. Telma abrió su corazón y contó su historia. 
“Veo en este momento de mi vida, tomando todo lo vivido llegué a un extremo, Dios me puso esto en mi camino, hice todo esto por una razón. Hace un año que mi marido tiene Alzheimer, teniendo una idea y mi experiencia en la Escuela Héctor Corvi, comencé a trabajar con él y darle ejercitación. Lloré los primeros días al ver mi papel de maestra con él, es muy fuerte, fui superándolo, pero es una lucha diaria. Lo que hago es acompañar a mi marido, él está bien, camina tres kilómetros por día”.
Todo lo que Telma hizo durante tantos años, está sintetizado en lo que ella puede hacer por él. Enseñando, acompañando, cuidando, protegiendo y amando. 
“En cuanto al reconocimiento no me gusta figurar, trato de estar lejos, con perfil bajo. No pensaba que a mi edad podía estar en una placa, son cosas que me tocaron y que Dios me puso en el camino”, expresó Telma.
El Departamental felicita a las dos mujeres por su reconocimiento y su lucha diaria.

Te puede interesar

Lo más visto

308254_ceres

 Ceres: Diez días sin nuevos casos de Covid-19 y los aislados vuelven a su vida normal

El Departamental
Salud 08 de julio de 2020

No hubo casos de Covid-19, ni tampoco hisopados, y la mayoría de los aislados preventivamente por ser contactos estrechos con los infectados esperan el alta definitiva. Este martes se dio de alta a un paciente positivo, por lo cual Ceres, tienen 7 infectados activos, que en las próximas horas quedarán de alta superando los 14 días de aislamiento, y la negativización. Con estas altas, también se producirá el alta de todos los aislados en sus domicilios.

Recibí las últimas Noticias