El Departamental El Departamental

Dos marchas, dos miradas de qué Estado queremos

Reconquista y Avellaneda expresaron el debate de fondo que atraviesa la Argentina. El 9 de Julio se realizaron dos marchas que exponen dos propuestas opuestas, que tendrán que converger en algún punto, si queremos seguir conviviendo como un solo país, que enfrentará muchos desafíos cuando pase la cuarentena para poder salir de la mayor crisis económica-social de nuestra historia.

Actualidad 10/07/2020 Carlos Lucero Carlos Lucero
Las dos marchas del 9 de Julio
Las dos marchas que se realizaron en Reconquista y Avellaneda
Banderazo y caravana en Reconquista
Marcha de Avellaneda por Visentin y la República

Este 9 de julio puso en el centro de escena dos formas distintas de evaluar cuál es el Estado que necesitamos. Por un lado los que piensan que el proceso que  enfrenta Vicentin debe ser manejado por el concurso preventivo de acreedores que lleva adelante la justicia en Reconquista, el cual ha permitido que los socios de la empresa conserven su administración pese a las presiones de las autoridades (nacional y provincial)  y las conductas que tuvieron en los meses previos a la cesación de pagos que fueron denunciados por distintos medios. Por el otro lado están los que piensan que en estas circunstancias, tal  como se encuentra el proceso y de acuerdo a los antecedentes de dichos directivos,  la empresa iría hacia una quiebra lo cual provocaría un  desguace donde se perderían las fuentes de trabajo y donde solo se cobraría parte de las actuales  deudas que mantiene con cerca de 2.500 acreedores sin contar los empleados. Entre estos acreedores se encuentra en especial el Banco Nación que otorgo millonarios prestamos durante el año 2019 a la empresa hechos que están siendo investigados por el Fiscal Federal Gerardo Policitta como defraudación pública (el fiscal pidió la semana pasada la inhibición de los bienes de Javier González Fraga y Lucas Llach, sus últimos directores).

Con este trasfondo se realizaron dos marchas, donde  jugaron todos: los sectores políticos, gremiales, institucionales. Allí salieron a escena los dos Intendentes, tanto el de Avellaneda como el de Reconquista. Y allí también se vieron como protagonistas en forma camuflada los sectores gremiales ligados al campo, los gremios de Aceiteros, Textiles, Municipales, movimientos sociales, el justicialismo y sectores de izquierda, la UCR y el PRO y por supuesto vecinos de un lado y de otro. Una gran movilización en Avellaneda convocada por la consigna "Todos somos Vicentin" y después, a la tarde,recibió a otra columna que quedo trabada en el puente del Arroyo el Rey que provenía desde Reconquista. Horas atrás había partido, desde la rotonda sur de la ciudad de Reconquista otra caravana muy numerosa con la consigna "No todos somos Vicentin" que ocupó más de 40 cuadras con  autos, bicicletas y motos que recorrieron la ciudad cabecera del Departamento General Obligado parando enfrente del Banco Nación, para después retornar al punto de partida pasando por gran parte de los barrios de la ciudad. No hubo desmanes, si mucha intensidad.

A muchos kilómetro de allí, con algún tipo de exabruptos muy repudiables contra los movileros de C5N la marcha frente de Obelisco fue todo lo contrario. Se llegó a la agresión a tres medios de prensa por parte de algunos de los manifestantes. En una semana donde otros medios denunciaban la falta de garantías para informar y el presunto acoso a sus periodistas,  el sector social que apoyaba estos reclamos se convirtió en el  agresor  a los trabajadores de prensa que estaban cumpliendo con su misión de informar.

Paradojas de la Argentina que horas atrás había recibido el mensaje de su Presidente Alberto Fernández, acompañado de todos los gobernadores del país, dirigentes de la Sociedad Rural de la CGT y la Industria, solicitando a la ciudadanía y a la dirigencia política que la diversidad ideológica se exprese con responsabilidad, sin mentir, diciendo la verdad y respetándonos. Al final de tan controvertido día los dirigentes de la oposición saludaban la marcha del Obelisco, felicitaban a sus concurrentes y por otro lado repudiaban las agresiones a los medios de prensa. En muchos casos haciendo salvedades como se ha visto en las redes sociales sobre la supuesta responsabilidad de los agredidos en haber recibido la agresión. Esto no agrega mucho a la triste historia del inconsciente colectivo argentino que utiliza frases como “por algo será” y otras por el estilo utilizadas para justificar al victimario y hacer dos veces victima a la victima.

Economía vs Pandemia

El detonante de esta encrucijada no es la pandemia, es la concentración económica que vivió el actual sistema en donde todos los países están inmersos. En este mundo no alcanza la plata para las clases medias. No hay trabajo para los jóvenes, no hay oportunidades para el famoso espíritu Keynesiano de la sociedad del Bienestar y el pleno empleo. La pandemia solo vino a acelerar este proceso de descomposición de sectores que hoy pueden pasar a ser pobres. En este marco se da un debate que nadie puede eludir: el rol del Estado y el de los ciudadanos. La crisis actual es una crisis global que derivara en la forma que adoptara el capitalismo en el futuro próximo. Se debate acerca de la relación siempre tensa que ha existido entre la democracia, forma política mas adecuada al llamado Estado de Bienestar y su economía industrial y el Capitalismo con sus prácticas orientadas a maximizar su ganancia sin considerar los derechos de la gente, en el actual entorno de una economía digital. Dicho sistema ha llevado a una inédita concentración de la riqueza del mundo en el cual el 1% de su población posee el 50% de los bienes y dineros existentes mientras que el restante 99% se escalona en distintas participaciones de la otra mitad llegando al escandaloso 70% de la población que solo dispone del 3% de la riqueza mundial. La tecnología ha modificado las relaciones de producción provocando paralelamente la exclusión de trabajadores del sistema productivo y concentrando los beneficios en un numero cada vez mas pequeño de personas. Esos mismos excluidos son ciudadanos con escasos derechos de consumo, debido a su bajo nivel de ingresos pero también son ciudadanos en una democracia donde cada persona tiene un voto. Nuevamente asistimos a paradojas donde la igualdad democrática se practica una vez cada tantos años y la desigualdad económica nos acompaña todos los días de nuestra vida.

En esa tensión provocada por la cada vez mayor desigualdad social se inserta el debate sobre el rol de los Estados Nacionales que se encuentran presionados desde una globalización que les quita poder de decisión y desde los conflictos internos provocados por la diferentes realidades sociales que atraviesan sus habitantes. Una doble presión desde fuera y desde adentro. Una gran parte de la población ha decidido dar la espalda a la realidad y hoy impulsada por la pandemia y sus escasos contrapesos, la cuarentena y el sistema de salud, se inclinan por un rol reducido,cuestionando cada medida que toma el gobierno procurando que no les toque sus libertades de circular, trabajar  y consumir. Otra parte, quizá la mas numerosa, reclama que el Estado organice la sociedad de manera tal de poder atravesar esta etapa con el menor costo personal y social posible.  Queda abierto la discusión del después. Lo que nadie duda es que van a existir cambios en cuanto a la intervención estatal en áreas muy diversas. Alemania esta haciendo la punta con su adquisición de empresas privadas para salvarlas de la quiebra y mantenerlas como fuentes de trabajo. En Argentina todo eso va a costar un poco mas, pero es ineludible que suceda. La pandemia demostró que la ausencia de la participación estatal, previa y actual,  ha provocado mas pesares a los habitantes que su activa intervención.

La evaluación final de estos roles se verá cuando pase todo este tiempo de incertidumbres y habrá que ver  que unidad de medida utilizamos: el dinero perdido o las vidas ahorradas. Como dijo esta semana el asesor del ex presidente Macri, Jaime Duran Barba, si todas las economías del mundo van a retroceder en mas o menos los mismos porcentajes ¿para que sirvieron los muertos de los países que decidieron apostar por la economía?


 

"Mi amigo Larreta"

De esta forma el Presidente Alberto Fernández se refería al Jefe de la Ciudad Autónoma de Bs As, quien además es su mejor socio político en esta super cuarentena. El otro concepto que remarcó al finalizar su discurso es el de "Odiadores", apuntando a bajar los decibeles como única forma de transitar este tiempo del AMPO.  Esto también deja claro que solo beneficia a los que están en funciones de gobierno. Nadie se corre de este eje, inclusive los legisladores, que están cada vez más tranquilos.-

 Esta realidad coyuntural es molesta para algunos de los integrantes de los frentes que llevaron a ambos funcionarios al poder. La posición del ex Presidente Macri, Laura Alonso, Patricia Bullrich y sus socios Radicales,  la mayoría en el llano, sin cargos electivos ni de gestión, marcan la cancha con posturas rayando el Bolsonarismo. Por su parte, de forma más discreta pero creciente en el oficialismo, algunos sectores se patean los tobillos por la tibieza del accionar del Presidente Alberto y empiezan los reclamos  por izquierda.-

Pos pandemia

Por lo pronto, el lugar más cómodo para esta coyuntura que prefieren todos los que tienen responsabilidades de gestión en la Argentina es el de la moderación y el acuerdo, lo cual es lógico. Nadie quiere agregar problemas derivados de disputas políticas o territoriales frente a las inmensas y complejas cuestiones derivadas de esta enfermedad, por ahora incurable. Por el contrario, quien no tiene dichas responsabilidades se empeña en lucrar con los errores de quienes si las tienen para llevar agua a su molino. Nada que no sepamos pero que en estos momentos  podría provocar algún tipo de comentario adverso.

Tanto unos como otros operan con un total desconocimiento de las consecuencias de la Crisis. Los sectores políticos de Argentina siempre se han mirado el ombligo y se han concentrado en lo que piensan ellos sin considerar al mundo. Hoy y mañana requieren miradas mas amplias. La ausencia de liderazgo mundial (rol que cumplía Estados Unidos) desembocará en una multitud de respuestas donde el Capital va a imponer condiciones muy duras. Los perjudicados, ya sabemos, son los que menos tienen y han tenidos. La política no las va a pasar muy bien porque deberá debatirse entre ser el contrapeso de un sistema con tendencia a la penalización de los sectores del trabajo, empleados y no o ser el alegre acompañante del ajuste con el consabido discurso de “la única salida”.

Retomando el tema, la fecha del calendario electoral está empezando a  calentar el ambiente, y algunos empiezan a mover la palmera. Dentro de poco se tendrá que discutir el cronograma electoral y comenzarán a tirarse nombres para encabezar las listas a los cargos legislativos. El primer movimiento en ese aspecto lo realizó  Mauricio Macri en su entrevista con Alvaro Vargas Llosa, dejando el mensaje que regreso a la política y que se esta anotándose para encabezar una lista en  las próximas elecciones.

 

Te puede interesar

Lo Más Leído

especial-el-palmar_mg_5496_mth_mthjpg

Laguna El Palmar: un paisaje soñado

El Departamental
Actualidad 28/11/2020

Durante todo el día, el equipo de Aire Digital recorrió uno de los humedales más hermosos de Santa Fe. Una aventura que comienza en una camioneta y termina muy alto.

Recibí las últimas Noticias