La contracara de la mano dura

Martín Moschioni, dueño de la cafetería Dalchemist Coffee & Retail, en Las Cañitas, fue protagonista de un episodio que explica con hechos lo que muchos no podemos explicar con palabras sobre la inseguridad.

Actualidad 20/04/2023 Carlos Lucero Carlos Lucero
8888
Los dos Martín de la misma moneda

Un nuevo robo bajo la modalidad de la "tapadita" ocurrió en Las Cañitas, Palermo en CABA, cuando un adolescente le robó el celular a una clienta de una cafetería, aunque el dueño del local se percató de lo que ocurría y lo redujo.

Según muestran las imágenes de las cámaras de seguridad del local un menor ingresó, se acercó a una mujer y le ofreció productos de limpieza.

Cuando se negó a comprarle, el dueño fue hasta la mesa y le pidió al menor que se retire. Allí el joven agarró los paños de limpieza y se retiró."le pedí que se retire y le pregunté a la señora si le faltaba el celular y me dijo que sí; ahí salí corriendo y lo tacleé llegando a la calle" señaló Martín Moschioni.

A los segundos vecinos que pasaban por el lugar, clientes de la cafetería y hasta la propia víctima se acercaron a la calle donde el dueño lo tenía reducido. En todo momento el menor gritó de forma desesperada que lo liberen. "Me pedía que lo suelte, que había robado para darle de comer a la familia", contó Martín.

Luego comentó que cuando estaban con la Policía "una chica que trabaja con nosotros me dijo que el chico se llamaba Martín, como yo, y que tenía 15 años, y eso me tocó".

En ese momento, antes de que se lo lleven el dueño del bar habló con el adolescente y le dijo que tenía otras opciones y le manifestó que si no tenía para comer "podía venir porque no le íbamos a negar un plato de comida".

Además, subrayó que le ofreció trabajo: "Lo miré a los ojos y no tenía cara de malo y pensé en darle una opción. Le ofrecí laburo y me miró y me dio la mano, esposado como estaba".

A pesar del final que tuvo el robo, el adolescente fue trasladado a la dependencia policial donde pasó la noche y quedó a la espera de la decisión del juez de menores en turno.

"Creo que pude dejarle un mensaje al chico de que alguien lo quería ayudar"

Dijo el dueño del Bar que se llama igual que el ladrón que atrapó. La otra cara de esta situción es lo que dice el Martín atrapado:

" A mi me da vergüenza verme en los videos, pero lo hacía para comer", expresó Martín sobre la grabación del momento en el que fue a robar en el bar de Las Cañitas.

El joven se mostró emocionado al contar que Martín, el dueño del local, tomó una determinación diferente a lo acostumbrado y le ofreció trabajo. Como él no puede tomarlo, será su hermano Lucas, de 17 años, quien empiece a trabajar como bachero del bar. "Gracias a Dios, de una cosa mala salió algo bueno" reflexionó y agregó que tiene ganas de seguir "para adelante".

Juan, el padre de los jóvenes, aseguró que se emocionó cuando fue a sacar a su hijo de la comisaría y este le dijo de ir al bar para pedir disculpas.  

Por su parte, Martín -el dueño del local gastronómico- señaló que al ser menor de edad, Lucas solo podrá trabajar 6 horas. "De bachero puede aprender la profesión de cocinero tranquilamente", explicó. También contó que su familia lo educó para tener conciencia social y bromeó sobre los hermanos cuando entraron a robarle: "Ponían cara de malos y no les salía". "Si estaban cagados de hambre ¿qué iba a hacer?", expresó Martín sobre el trato que les dio a los chicos y destacó que él pudo tomar una decisión así por ser el dueño. 

Te puede interesar
_DSC1010

La Universidad Nacional del Nordeste se suma al programa Munigestión

El Departamental
Actualidad 20/05/2024

El pasado viernes se firmó la adhesión al programa de formación para gobiernos locales que la UNL lleva adelante hace 26 años y que cogestiona con la UNR. A partir de este convenio se extienden los beneficios a los gobiernos de Chaco y Corrientes. Participaron del acto los gobernadores Valdés y Zdero y 83 intendentes de ambas provincias.

Lo más visto

Recibí las últimas Noticias