¿En qué consiste el nuevo modelo que aplicarán 145 secundarias en la provincia?

El sistema de "no repitencia" será puesto a prueba este 2023 en el 20% del total de escuelas secundarias. Los estudiantes que adeuden materias tendrán apoyo en contraturno, al que deberán asistir obligatoriamente. Serán guiados por "acompañantes de trayectorias".

Mas Secciones - Educación 15/03/2023 Noelí Rojas Noelí Rojas
repitencia

Un total de 145 escuelas secundarias públicas y privadas de la provincia de Santa Fe -de las cuales 16 pertenecen a la Región IV- aplicarán este 2023 el proyecto de Avance Continuo implementado por el Ministerio de Educación provincial. Ese número representa un 20% del total de establecimientos de nivel secundario que voluntariamente se sumó a esta primera experiencia.

Gregorio Vietto, director provincial de Educación Secundaria, explicó los detalles de cómo será la modalidad de cursado, calificación y promoción de los estudiantes en estas escuelas, y qué pasará con las instituciones donde prosigue el sistema tradicional. Ya hubo reuniones con los directivos, a las escuelas llegaron los primeros documentos y estiman que para abril estará habilitado en el Sarh (sistema de recursos humanos ministerial) el procedimiento de contratación de los docentes necesarios.

"A priori esto era sólo para las escuelas secundarias orientadas, pero hubo algunos establecimientos técnicos que quisieron sumarse también. Abrimos la inscripción en un principio para 60, pero fueron muchas las que se ofrecieron y por eso llevamos el número a 145, contando los anexos de algunas instituciones", indicó Vietto. Y aseguró que "ninguna fue obligada ni seleccionada, sino que la invitación fue extensiva a todas, a través de las Regionales, así que estamos a punto de largar".

El proyecto de secundario de avance continuo se anunció en 2022 y se presentó como un modelo que permite al estudiante que adeuda materias poder seguir con el grupo de pares etarios mientras se cursa el año y se recupera esas asignaturas adeudadas, muy parecido a lo que se hace en la universidad, es decir, sin tener que volver a hacer lo que ya se había aprobado ni repetir.

"El principio es que a medida que los chicos van aprendiendo, van avanzando, y sólo recuperan los aprendizajes que no pudieron producirse, a diferencia de lo que ocurre ahora donde si un alumno se lleva tres materias, tiene que volver a cursar los 11 espacios curriculares otra vez. Ahora sólo se recuperarán los espacios adeudados", explicó el director provincial, quien aclaró que "este dispositivo no busca discutir la repitencia".

A contraturno y obligatorio
Los estudiantes de avance continuo irán a clases como lo hacen habitualmente y tendrán un apoyo en el contraturno para las materias que adeuden. "El cursado es obligatorio para los chicos que tienen que recuperar. El dispositivo va ser situado, es decir, se va a determinar cuál es el mejor acompañamiento para ellos: si es posible mezclar los grupos etarios y habilitar agrupamientos múltiples o si necesitan algo más personalizado", remarcó Vietto.

En cuanto a cómo serán estos espacios y qué contenidos abordarán, remarcó: "No será la clase habitual sino que el trabajo que estamos planteando está basado en la resolución de problemas, donde se apunta principalmente a los aprendizajes que no se han logrado y no a la planificación entera del espacio curricular".

Según consideró, el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) plantea algún problema que los chicos puedan resolver y, de a poco, vayan acreditando esos saberes adeudados. Por ende, "el formato no necesariamente va a ser el que los chicos conocen, sino que tiene que ver con investigaciones, con problemáticas contemporáneas, con los intereses propios de los chicos, siempre vinculado a esos aprendizajes que no fueron logrados", amplió.

El objetivo trazado es disponer un espacio aúlico destinado a las horas de tutoría, a donde asistan preferentemente quienes adeudan contenidos pero también abierto a quienes necesiten apoyo: "Estos equipos no solamente van a trabajar con los chicos que traen espacios pendientes de aprobación, sino que también pueden ser utilizados por los chicos que en el curso tienen alguna dificultad con algún espacio curricular específico".

Asistir y aprobar
Consultado sobre si los estudiantes deben cumplir una cantidad determinada de horas en el contraturno, Vietto dijo que eso dependerá de cada chico, de cuántos espacios curriculares adeuda y qué contenidos. "Puede ser que dure el año entero como un semestre; eso lo va a determinar el equipo docente", adujo.

En ese sentido, el funcionario remarcó la obligatoriedad de la asistencia a los espacios de recuperación: "La idea es que al año inmediato puedan aprender y aprobar lo pendiente. Pero para eso es fundamental que los chicos estén en los espacios de tutoría. No es una opción no asistir a estos espacios, es una condición para que la promoción sea posible. Si los chicos no van, lamentablemente no podemos producir el avance".

Se evaluará por materia y las calificaciones serán numéricas: de 1 a 5 no se probó, de 6 a 10 se aprobó. "Seguirá habiendo evaluaciones escritas y orales con el docente adentro del aula, a lo que se sumarán estas otras instancias. Todos los chicos tienen que acreditar los aprendizajes obligatorios del nivel secundario para obtener el título", dijo.

Fuente El Litoral

Te puede interesar
fShsC1OUX_1300x655__2

La nueva Cámara de Diputados de Santa Fe: 49 juramentos y una duda

El Departamental
Política 05/12/2023

Para el miércoles al mediodía están convocados los 50 electos el 10 de septiembre. Este martes es el día clave de los bloques para fijar postura sobre la impugnación de Fabián Palo Oliver a la lista surgida del Tribunal Electoral. El oficialismo ratificará que Clara García y José Corral serán presidente y vice.

Lo más visto

Recibí las últimas Noticias