Correa: el rosarino que se destacó en el Aleti, gracias al esfuerzo de toda una vida

Deportes 23 de mayo de 2021 Por El Departamental
El esfuerzo siempre tiene recompensa, el pibe que nació en barrio Las Flores transitando una infancia muy dura, hoy festeja el título del Atlético de Madrid en la liga española de fútbol. Angelito Correa aportó goles fundamentales en el último tramo del campeonato para que el Colchonero alcance la gloria en la península ibérica.
el rosarino que se destacó en el Aleti

El esfuerzo siempre tiene recompensa, el pibe que nació en barrio Las Flores transitando una infancia muy dura, hoy festeja el título del Atlético de Madrid en la liga española de fútbol. Angelito Correa aportó goles fundamentales en el último tramo del campeonato para que el Colchonero alcance la gloria en la península ibérica.

Correa con 26 años sigue sumando satisfacciones, desde sus inicios en las inferiores de San Lorenzo, pasando por el debut en la primera división del Ciclón y los dos títulos que logró en las temporadas 2013 y 2014 (torneo local y Copa Libertadores, respectivamente). Luego, llegaría la selección argentina y más tarde, su arribo al Colchonero, donde ya obtuvo tres coronas.

Pero Angelito fue de menor a mayor, arrancó desde muy abajo, con una vida muy humilde, alguna vez dijo: «Es muy difícil cuando sos de un barrio humilde. Te cuesta todo el doble, todos te dicen que vas a terminar siendo un drogadicto o en la cárcel. También quedó demostrado que hay gente de barrio que no es así. Que con esfuerzo todo es posible».

Los años oscuros quedaron atrás pero Correa no pierde la humildad y no reniega de donde viene, este sábado volvió a convertir y seguramente habrá repetido una costumbre que practica en cada cotejo: «Siempre antes de que empiece el partido, me acuerdo de todo lo malo que viví y eso me da fuerzas para tratar de luchar cada minuto».

Correa no la tuvo fácil, en el mejor momento cuando emigraba a Europa tuvo noticia inesperada, un tumor benigno en el corazón le impedía seguir jugando y no le quedó otra alternativa que guardarse por seis meses: «No entendía nada porque yo me entrenaba todos los días, jugaba los partidos y nunca había sentido nada. Nunca un ahogo, una molestia en el pecho, nada. Fue todo muy raro, pero lo tomé con tranquilidad. Lo que me puso mal era que no me aseguraban si iba a volver a jugar al fútbol. Tuve la fuerza para poder superarlo y seguir luchando como lo vengo haciendo hasta ahora».

El goleador rosarino conquistó nueve goles en el certamen español pero esas anotaciones fueron en partidos claves para allanar el camino hacia el título, el undécimo del club de Madrid.

El Departamental

Actualidad del Centro y Norte de la Provincia

Te puede interesar