Aulas y tecnologías: la UNL destina más de $114 millones para mejorar la enseñanza

Educación 04 de octubre de 2021 Por Victoria Grasso
Las acciones, que alcanzan a todos los niveles educativos de la UNL, comenzaron en 2020 y se siguen profundizando en este ciclo lectivo. El monto de la inversión incluye fondos propios de la Universidad Nacional del Litoral y financiamiento obtenido de los planes de Virtualización de la Educación Superior, que implementó en dos etapas la Secretaría de Políticas Universitarias. “Trabajamos para mantener una educación de calidad y construir el futuro en la nueva normalidad”, aseguró el rector Enrique Mammarella.
01_Rectorado_UNL

Con el objetivo de fortalecer la enseñanza, garantizar una educación de calidad y consolidar los ambientes de trabajo en la nueva normalidad, la Universidad Nacional del Litoral (UNL) invierte más de $114 millones en acciones y equipamiento vinculados a la virtualización de la enseñanza y a la educación en la postpandemia. “Uno de los compromisos que asumimos ante el desafío impuesto por la pandemia se basa en mantener la calidad en todos los niveles de enseñanza”, aseguró el rector Enrique Mammarella para luego completar: “Al principio de la pandemia, apoyados en 20 años de experiencia, aseguramos el desarrollo del ciclo lectivo 2020; actualmente, realizamos estas inversiones en función de la construcción de un nuevo futuro para la Educación que estamos trabajando entre todas y todos, siempre en equipo”.
Cabe señalar que el presupuesto invertido combina fondos propios de la UNL y aportes de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) a través de las dos convocatorias del Plan de Virtualización de la Educación Superior (VES).
 
En perspectiva
En este sentido, cabe recordar que, en marzo del año pasado, cuando el Gobierno nacional decretó las primeras medidas de aislamiento por la pandemia de COVID-19, la UNL comenzó a desplegar un Plan de Virtualización Pedagógica, entre otras medidas que se tomaron para garantizar el desarrollo del ciclo lectivo. Sobre la base de 20 años de experiencia en educación a distancia que acumula la UNL, la estrategia implicó que fueran virtualizados todos los contenidos de la modalidad presencial de 1.200 espacios curriculares por cada cuatrimestre, entre otras acciones para hacer frente a la emergencia. Los cuatro niveles que alcanza la UNL -preuniversitario, pregrado, grado y posgrado- fueron destinatarios de las acciones que procuraron conformar un dispositivo institucional tecno-pedagógico, basado en el desarrollo de ambientes virtuales y plataformas para la interacción en tiempo real.
La planificación requirió tomar decisiones que articularon estrategias académico-pedagógica, comunicacional, tecnológicas, y de formación docente y de estudiantes. Además, se creó una Red de Ambientes Virtuales para la comunidad de la UNL estableciendo un grupo de referentes por unidad académica, generando una arquitectura distribuida de alojamiento de Ambientes Virtuales (base Moodle); y se desarrollaron instancias de formación de docentes y conformación, capacitación y asistencia técnica.
 
En detalle y a futuro
Para llevar a cabo esos lineamientos generales, se invierten más de $ 114 millones de los cuales $ 40.000.000 corresponden a fondos propios de la UNL; $37.000.000 del Plan de Virtualización de la Educación Superior I (VES); y $ 37.500.000, del Plan VES II, ambos financiados por la Secretaría de Políticas Universitarias.
“El objetivo en este año es consolidar, fortalecer y profundizar lo realizado en 2020 y el primer semestre de 2021 en materia de capacitación y equipamiento. Por eso, entre las acciones más destacadas del Plan VES se encuentran: un programa de formación docente, un sistema de permanente evaluación de las estrategias, un plan de mejoras de la enseñanza en ambientes virtuales, la promoción de la innovación educativa, la formación de recursos humanos con perfil tecno-pedagógicos y el monitoreo de trayectorias estudiantiles”, aseguró el rector Mammarella y completó: “El Plan VES II se orienta a promover las aulas híbridas, aulas ampliadas en la designación que nosotros adaptamos, y se orienta fundamentalmente a mejorar la conectividad y el equipamiento de aulas en cada unidad académica y, complementariamente, con recursos propios se realizará la adquisición e instalación de equipamiento experimental o tecnológico, dispositivos y accesorios para fortalecer la enseñanza de grado y pregrado en la postpandemia, de manera de aprovechar la tecnología para hacer un uso más eficiente del tiempo en las actividades sincrónicas y potenciar la incorporación de un mayor número de actividades asincrónicas que no impliquen la presencia de los estudiantes en las dependencias universitarias.”
 
Enseñanza y tecnologías
En línea con lo manifestado por Mammarella, la directora del Centro de Educación y Tecnologías de la UNL (CEDyT), Alejandra Ambrosino, explicó que “la primera convocatoria del Plan VES permitió a la UNL resignificar la virtualidad, potenciando y mejorando todas las condiciones tecno-comunicacionales de las carreras presenciales y a distancia tanto de tecnicaturas como grado y posgrado, y con alcance al nivel preuniversitario también. Claramente el proceso de aislamiento y tener que reconfigurar las prácticas de la enseñanza, de los aprendizajes y de la evaluación en el modo virtual en el escenario universitario dejaron muchas pistas para pensar cómo suceden las prácticas”. En este sentido, sobre la segunda convocatoria del Plan VES la directora del CEDyT indicó que “a nivel universitario busca mejorar las condiciones de infraestructura, algo que no estaba tan focalizado en la primera edición, más abocado a la mejora de las condiciones de desarrollo de las prácticas pedagógicas; y aquí también pero desde una visión que tiene que ver más con pensar un escenario mixto, donde se empieza a conjugar presencialidad y virtualidad en lo que denominamos prácticas pedagógicas híbridas”. Así, Ambrosino indicó que desde la UNL se denominó “Aulas expandidas por tecnologías” a este segundo plan “porque lo potente es que mejora las condiciones para docentes y estudiantes en términos de infraestructura tecnológica de las aulas en los edificios, pensando que se pueden combinar con espacios de virtualización junto a la mejora de la red de conectividad universitaria, algo clave en este contexto”.
 

Te puede interesar