La Regional de Educación recordó a Angelita y homenajeó al docente rural

Mas Secciones - Educación 10 de noviembre de 2021 Por Por Ramiro Muñoz
El martes por la tarde, en un breve, pero emotivo acto, la Regional IX de Educación reivindicó el trabajo de los docentes rurales en su día. Se descubrió una nueva plaqueta alegórica y en homenaje a Angela Peralta Pino. 
5c16470f-3874-4190-ac85-f56a82eca614

Como cada 9 de noviembre se celebra el día del docente rural en honor a la fecha de natalicio de Angela Peralta Pino, la maestra caracol, gran pionera en la vocación de la docencia rural. En la Regional, y con la presencia de autoridades, entre ellas el Intendente Rigo, el Presidente del Concejo Carlos Cattaneo, el Director Regional de Educación Gustavo Conteras y el Director provincial de Educación Rural Ubaldo López.

Para esta conmemoración se tomó la fecha de nacimiento de la denominada “Maestra Caracol”. A mediados del siglo pasado ideó y puso en práctica una “escuela rodante” con la que recorrió durante décadas el norte provincial.

Un día como hoy de 1901 nacía Ángela Peralta Pino, en Providencia conocida como «La maestra caracol» por su peregrinar por más de dos décadas alfabetizando a hijos de los hacheros y peones rurales del norte santafesino. Su trabajo docente fue tan significativo que se reconoce la fecha de su nacimiento como Día Nacional de los Maestros Rurales.

A lo largo de 22 años con su Escuela Rodante Nº 942 (montada en un antiguo vagón sobre ruedas aptas para el tránsito en caminos de tierra), Ángela recorrió los obrajes forestales como el de Los Guasunchos, Los Quebrachales e Itapé, y lejanas zonas rurales de Santa Margarita, Los Guanacos, Cuatro Bocas y El Mate. También estuvo en zonas conocidas como La Avanzada, La Carreta y La Hiedra.

“Angelita”, como la llamaban los lugareños, se internó en los quebrachales para combatir el analfabetismo y llegar a los lugares donde aún no existían escuelas permanentes.

Durante todo ese tiempo, recogió -algo poco común para ese momento- testimonios de sus clases y de la vida de sus alumnos a través de la palabra como de la imagen: con una cámara elemental tomó 250 fotos que ahora conforman parte de un legado educativo inigualable que se encuentra en el Museo Histórico de la ciudad de Tostado.

Descubrimiento de una nueva placa

Por donación de la agrupación “Orgullo Sancristobalense” se descubrió un nuevo monolito en homenaje a Angelita, el mismo está casi en el pórtico de la regional de educación, a la vista de todos.

A la hora de los discursos, Gustavo Contreras indicó la importancia de la educación rural, donde dijo que “no solo era celebración, sino también recuperación y reconocimiento de todo aquello que hace esta particular forma de educación, la rural. Es poner en valor el compromiso de Angela, la vocación de llegar a cada uno de los estudiantes”.

A su turno, Ubaldo López, dijo tener “muchos sentimientos encontrados. En la provincia de Santa Fe hay 1300 establecimientos educativos rurales, y desde educación de la provincia hemos iniciado un programa y plan de fortalecimiento para la educación rural, no solo en homenaje a Angela Peralta Pino, sino también a todos los docentes rurales y asistentes escolares por el esfuerzo y dedicación que ponen, no ha sido casual que las escuelas rurales hayan sido las primeras en volver a la presencialidad”.

Algo más de Angelita

Además de su tarea pedagógica, realizó una labor insoslayable en zonas remotas y olvidadas, tales como normalizar las relaciones entre el hombre y la mujer, socorrer las necesidades de la problemática sanitaria en un medio hostil, contrarrestar los efectos del hambre, el hacinamiento y el alcoholismo. A fin de cuentas, un trabajo educativo y social venciendo todo tipo de dificultades materiales y humanas.

De esta forma, y durante sus dos décadas de permanencia pedagógica en los montes del norte del departamento 9 de Julio, Ángela Peralta Pino fue un verdadero paradigma de la educación rural santafesina, que en la actualidad sigue mostrando que esa noble tarea no sólo es lograda con voluntad, sino con deseos profundos de transformaciones sociales y educativas.

Por Ramiro Muñoz

Periodista Integral con orientación deportiva

Te puede interesar