Ayuno intermitente: ¿una tendencia buena o mala para la salud?

Una nutricionista santafesina dijo que el ayuno intermitente es una herramienta, y que como tal puede ser buena o mala dependiendo de cómo se use. El patrón de ayuno dependerá de la persona, sus objetivos, si hay una enfermedad de base y también sus deseos.

Mas Secciones - Salud 07/01/2023 Carlos Lucero Carlos Lucero
ayuno-intermitente-dieta_453869e6_1200x630
El ayuno intermitente consiste en ayunar durante 14 o 16 horas y concentrar las comidas en las horas restantes.

El ayuno intermitente es una práctica que desde hace algunos años se ha vuelto tendencia, pero tiene raíces ancestrales: los pueblos han ayunado como práctica, fundamentalmente religiosa, desde hace cientos de años. Sin embargo, de acuerdo la opinión de una especialista santafesina, "hay evidencia de esta práctica genera la autofagia, que es una forma de limpiar el cuerpo y reciclar y depurar sustancias indeseadas de nuestro sistema", explica la Licenciada en Nutrición Virginia Yódice (Mat. N°619).

En este sentido, explicó “el ayuno tiene por finalidad la depuración del cuerpo” y dijo que “es bueno y saludable”. Se trata de “un mecanismo a través del cual se da un reposo", favorece la limpieza celular, pero además tiene otras ventajas: muchas personas refieren que los conecta con el hambre y cuántas veces comían sin tenerlo realmente, solo por hábito.

 Sobre el ayuno intermitente, que consiste en ayunar (solo ingerir líquidos sin azúcar ni edulcorantes) durante al menos 16 horas y concentrar las comidas en lo que se llama la “ventana alimentaria” (las 8 horas donde sí se come), recomienda -de elegir esta herramienta- hacerlo a conciencia tratando de complementar con que la alimentación sea saludable, puesto que hay muchos casos donde sin cuidados. "Se pierde masa muscular si se lo hace de forma sostenida sin reparar que lo que se come, cuándo se come. Debe ser de calidad para cubrir los requerimientos, en especial de proteínas. Un patrón simple para comenzar es tener una última comida a las 18 y recién desayunar a las 10 del otro día, o cenar a las 20 y almorzar a las 12", comentó.

 Asimismo dijo que cada persona es única y es difícil generalizar cada cuánto. Se propone que si bien algunos ayunan a diario “naturalmente” (porque no desayunan) tener presente que al igual que el ejercicio, si siempre es el mismo patrón y la búsqueda es el descenso de peso, eventualmente se genera un acostumbramiento, lo que estacará el proceso.

 Por eso también es útil entender que bajar de peso no tiene una herramienta mágica, sino un paquete de hábitos donde alternar días de ayunos puede ser de ayuda, siempre claro, que la persona le guste, lo desee y sienta le hace bien para descansar su aparato digestivo, controlar su ansiedad y mejorar su energía.

Te puede interesar
Uboldi-Andrea

En Santa Fe preocupan los casos fatales de dengue que se registran en el país

Carlos Lucero
Mas Secciones - Salud 22/01/2024

La secretaria de Salud, Andrea Uboldi, dijo que en el territorio santafesinos ya superan los 300, entre autóctonos e importados. Añadió que por ahora no hay pacientes internados en grave estado ni se registraron fallecidos por este enfermedad. Aunque teniendo en cuenta los primeros casos fatales en otras provincias, Uboldi pidió que se consulte al médico ante los primeros síntomas febriles.

Lo más visto

Recibí las últimas Noticias