Balance negativo para el comercio local

Economía 17 de diciembre de 2020 Por Noelí Rojas
En un 2020 atípico y bastante complicado para la sociedad en general, todos los ámbitos se vieron afectados en mayor o menor medida. Las consecuencias de la pandemia terribles y el comercio local sufrió muchísimo durante este año que está llegando a su fin.
comercio
Imagen de archivo

Para conocer en detalles sobre la situación de los comerciantes en la ciudad de San Cristóbal entrevistamos a Susana Golle, Presidenta del Centro Comercial local, quien expresó que el balance de este año es malo. 
 “Fue un año duro, muy difícil. En un principio, el aislamiento total no permitió a ningún comercio trabajar, ahí empezó a agudizar la creatividad para hacer ventas online y entregas a domicilio cuando salimos de la primera etapa. El balance es malo, se han cerrado muchos comercios, mucha gente dejó de alquilar el local donde estaba y llevó su negocio a su casa”.
En estos casi diez meses de pandemia, los comerciantes sufrieron muchísimo todos los cambios que se acontecieron y se perdieron muchos puestos laborales.
Aunque se haya reactivado la actividad no se puede recuperar todo lo perdido en este tiempo por más que las puertas de todos los locales estén abiertas.  
“Estuvimos casi cuatro meses a una facturación al 20% de lo habitual, eso no te alcanza para cubrir gastos ni para vivir. Fue una etapa muy complicada, porque pasó que salíamos de una temporada y entrabamos en otra, los comercios de indumentaria o ropa tenían la temporada que estaba saliendo en oferta y ya tenían comprada la nueva temporada y abrieron cuando ya estábamos en primavera, esa mercadería no se vendió. En el caso de los supermercados, las verdulerías y las carnicerías que sí han trabajo hay que tener en cuenta que la gente tuvo mucho menos poder adquisitivo, no todas las empresas pudieron pagar el 100% de los sueldos”, indicó Susana con respecto a las distintas áreas de venta. 
Además de las pérdidas de empleos y cierres de comercios, la inflación sigue en aumento y hace que sea imposible lograr una mínima estabilidad económica. Ante tantas presiones y aumentos, los comercios debieron hacer convenios para poder pagar los impuestos. 
“En San Cristóbal el análisis que hago es que es una ciudad netamente de empleados públicos, comercios y algo que genera el campo de la gente que vive acá. Al no tener industrias muchos comercios no han podido afrontar el compromiso de los salarios y el poder adquisitivo de la gente se vio totalmente disminuido. Ahora que tal vez volvimos a la normalidad la gente está tratando de pagar sus deudas anteriores y el consumo no va a ser muy importante”, explicó concretamente Susana. 
En el caso de las compras por navidad, que se esperan durante todo el año ya que las ventas se incrementan, las expectativas no son muy elevadas porque si bien la gente saldrá a comprar no revertirá la situación actual. 
“Por más que salgamos todos a comprar, lo que no se vendió durante la pandemia no se va a recuperar en estas fiestas. Por otro lado, es necesario remarcar que el comercio nunca estuvo en ninguna línea de salvataje de parte de provincia o nación, el comercio no puede acceder a ciertos créditos que si accedieron empresas, es un sector desolado y abandonado”.

Noelí Rojas

Periodista y Redactora Periódico El Departamental

Te puede interesar